Submenu
 
Docente de Caquetá, nominado al Global Teacher Prize
Diana Belén Mora Pulido's picture
Creado: 31-12-2018
Categoría:
tres estudiantes mujeres y un hombre, uniformados de pantalón azul y camiseta blanca, junto al profesor Luis Emiro Ramírez, posan junto a un arreglo de flores y verduras de la región del Caquetá, y un maniquí femenino con vestido de campesina de la zona, falda, chapolera y sombrero, en el patio del colegio.

En la Institución Educativa Avenida El Caraño, ubicada entre las montañas de la zona rural de Florencia (Caquetá), el profesor Luis Emiro Ramírez Gómez implementó el proyecto “Agromática, innovando para el campo” y se ha convertido en uno de los 50 mejores educadores del mundo, según el Global Teacher Prize (Premio Global de Docentes).

“Estar entre los 50 mejores docentes del mundo es un honor. Es un reconocimiento a mi institución educativa y a cada uno de los miembros de esta comunidad. Es un privilegio mostrarle al mundo que una experiencia de éxito se puede replicar, que las preguntas más sencillas pueden llevarnos a los saberes más complejos y que los docentes colombianos estamos haciendo las cosas bien”, dijo el educador de 36 años de edad, nacido en Doncello, Caquetá.

El profesor Ramírez llegó hace tres años al corregimiento El Caraño y se ideó el proyecto Agromática, para incentivar a los estudiantes, hacer el aprendizaje más divertido y, según él, “evitar la deserción, haciendo del estudio algo agradable, motivador, investigador y empresarial”.

El proyecto ha transformado la vida de 440 estudiantes de primaria y secundaria de la Institución Educativa, quienes día a día y durante horas, se desplazan a caballo o caminando para llegar a las clases.  La iniciativa ha mejorado las prácticas agrícolas de 30 familias dedicadas al cultivo de caña y las huertas, y ha servido para instalar alertas tempranas, que permiten minimizar el riesgo de desastres, en tres de las fuentes hídricas más importantes de la zona.

“A través de Agromática, implementamos tecnologías o diseñamos aplicaciones que los estudiantes pueden obsequiar a sus amigos o a la comunidad; se prueban en sus fincas para la seguridad alimentaria y el desarrollo sostenible; y se realiza una propuesta de emprendimiento, lo que permite que se comercialice y aumente la producción y los ingresos de sus familias. Con esto, no solo logramos tener futuros empresarios, sino jóvenes críticos y activos en la sociedad”, explica Ramírez.

De hecho, una de las experiencias más significativas fue el desarrollo del medidor de clorofila, que surgió del grupo de investigación y les permitió conocer el estado de salud de una planta.

Gracias a esta iniciativa, el maestro está nominado entre los 50 mejores docentes del mundo para ganar el Global Teacher Prize 2019 (Premio Global de Docentes).  Este galardón fue creado por la Fundación Varkey, que busca resaltar año tras año la importancia de los educadores en todo el mundo y reconocer e incentivar sus contribuciones al mejoramiento de la calidad de la educación.

Además de la nominación hecha por el Global Teacher Prize, el proyecto del profesor Ramírez ha recibido otros reconocimientos como el de mejor práctica pedagógica de la región Amazónica, entregado por la ministra de Educación, María Victoria Angulo, en la ‘Noche de los Mejores’.

El docente es ingeniero electrónico de la Universidad de Cundinamarca, máster en Ciencias de la Educación con énfasis en Didáctica de las Matemáticas de la Universidad de la Amazonia, y estudiante de doctorado en Ciencias de la Educación en la Universidad de la Baja California, en México.  Luis Emiro también tiene el reto de obtener patentes y presentar tres nuevos proyectos, tales como el monitoreo de fallas geológicas; alterar la acidez de los frutales amazónicos para facilitar su comercialización y consumo; y determinar el sentimiento de las plantas, pues se cree que los árboles generan un eco en el momento de ser cortados.


Innovar para solucionar

Diana María Silva Lizarazo, jefe de la Oficina de Innovación Educativa del Ministerio de Educación, destacó este proyecto como una estrategia pedagógica para la agricultura aplicada, es decir, donde los estudiantes identifican problemas del sector y encuentran soluciones utilizando la ciencia y las TIC para probar sus hipótesis.

“Desde la Oficina de Innovación Educativa consideramos que el intercambio de experiencias es significativo para la innovación educativa, en cuanto nos permite reconocer cómo se está concibiendo en otros países; qué tipo de estrategias podemos tomar de acuerdo con nuestro contexto para poder mejorar el uso y la apropiación de las TIC; y ante todo, transformar los aprendizajes”.

De hecho, el profesor Ramírez también fue uno de los beneficiarios en 2019 de ICT Training for Colombian Teachers, un programa de formación en uso pedagógico de TIC, dirigido a docentes de educación preescolar, básica y media, liderado por el Ministerio de Educación Nacional y el Gobierno de Corea del Sur, para fortalecer sus conocimientos y competencias en el uso pedagógico de estas herramientas en el aula de clase.

“El apoyo del Ministerio de Educación nos permitió ver el mundo desde otro punto de vista. Nos apropiamos en el uso de las TIC gracias a la capacitación recibida en Corea del Sur; los materiales de apoyo entregados en la formación, asi como el conocer y acceder a métodos de enseñanza y nuevos componentes para el trabajo en clase con las TIC, son fundamentales para la innovación en el campo”, manifestó el destacado docente.

Foto: Mineducacion
Tomado de: https://www.mineducacion.gov.co/portal/salaprensa/Noticias/380300:Docente-de-Caqueta-entre-los-50-mejores-educadores-del-mundo