Submenu
 

Ejes de política

A partir del propósito y sentido del SNET se definen cinco ejes de política sobres los cuales el Ministerio de Educación Nacional de manera conjunta con otros Ministerios y aliados nacionales e internacionales ha venido avanzando y seguirá trabajando para contar con un mejor país:

Consiste  en la definición de los niveles y las rutas de todo el sistema para sus dos pilares:

      • Educación Universitaria
      • Educación Técnica

Estos dos pilares se complementan y se reconocen. No compiten entre sí ni están subordinados. Existen posibilidades de tránsito y reconocimiento entre ellos.

La base común para las dos rutas serán las competencias básicas y se fundamentaran competencias específicas según cada pilar: técnico y universitario. Asimismo se incentivará investigación con un enfoque diferenciado.

El Sistema organizará sus componentes para garantizar el fortalecimiento de las competencias básicas y transversales desde la educación media, definirá un perfil de salidas desde este nivel y su tránsito a la educación terciaria proporcionando elementos de orientación que permita que los jóvenes opten por algunas de las dos pilares.

Comprende la oferta educativa dentro de las disciplinas universitarias científicas - exactas, naturales y sociales -, tecnológicas, humanísticas y artísticas que pueden ser básicas y aplicadas. Las básicas se concentran principalmente en la generación de conocimiento, al análisis crítico e histórico de las dinámicas sociales o bien a la generación de conocimiento científico novedoso que aporta al desarrollo de nuevas tecnologías. Y las aplicadas usan, diseñan y adaptan diseñan tecnologías con el fin de resolver problemas complejos atinentes a la operación de la sociedad en su conjunto.

Comprende la oferta educativa que involucra una formación con un alto componente práctico orientado a ocupaciones específicas en el mercado laboral. La educación técnica se ajusta de forma pertinente a la creciente complejidad de los diversos sectores de la economía con especial énfasis en el sector productivo. Los niveles de la ruta técnica implican una formación práctica más intensiva y contextualizada dentro de los currículos. El saber práctico también tiene una fundamentación que puede ser de naturaleza científico-tecnológica y/o basada en la experiencia.

Los dos pilares presentan en común:

  • Un componente de fundamentación teórica-científica y otro componente práctico-aplicado, en los que se conjugan el saber con el hacer.
  • El desarrollo de competencias en los estudiantes.
  • La obtención de cualificaciones.

Y se diferencian en:

  • La amplitud o el foco de las cualificaciones a desarrollar.
  • La naturaleza y complejidad de los problemas que se resuelven.
  • El tipo de conocimiento y la investigación que desarrollan.

Es uno de los medios más importantes para dar orden, coherencia y pertinencia a la oferta educativa, así como para favorecer el reconocimiento del aprendizaje a lo largo de la vida. Plantea además instrumentos para la movilidad y el tránsito de los individuos a través del sistema educativo. De esta forma define las vías por las cuales las personas se pueden cualificar favoreciendo el reconocimiento y certificación de las diversas formas de aprendizaje. Igualmente permite la comparabilidad y movilidad internacional de los estudiantes.

Busca facilitar la construcción de un lenguaje común entre la educación y el mundo del trabajo a partir del enfoque de competencias.

Contempla la puesta en marcha de los tres instrumentos fundamentales para el cumplimiento de los objetivos del SNET: el Marco Nacional de Cualificaciones (MNC), el Sistema Nacional de Acumulación y Transferencia de Créditos (SNATC) y el Sistema de Información de Cualificaciones.

Define las condiciones que respaldan la oferta educativa. Es la base para el desarrollo y modernización institucional para garantizar que la oferta sea pertinente.

El diseño curricular y sus componentes tendrán mayor rigor para responder a las necesidades sociales y al mercado laboral.

Identifica los principales aspectos del aseguramiento de la calidad de la educación terciaria. Reconoce y promueve la diversidad en la oferta y las particularidades del pilar de la educación técnica y el pilar de la educación universitaria. Establece lineamientos diferenciados para su evaluación, garantiza la participación de personas expertas en ambos pilares para la conformación de pares y cuerpos consultivos.

Además, se define la relación entre el SISNACET y el Sistema de Calidad de la Formación para el Trabajo (SCAFT) en aras de la articulación de la ETDH al interior del SNET.

Define las instancias claves para el desarrollo de la política del SNET. Implica el desarrollo de mecanismos efectivos de coordinación y participación.

Contempla la participación de las diferentes instituciones representantes de los sectores educativo, productivo y de gobierno donde deben quedar claras las responsabilidades y roles.

Particularmente para el SNC se identifican tres instancias: una para la definición de la política, otra para el diseño y administración de los instrumentos técnicos, y una más para la evaluación y certificación. En cada instancia se plantean responsabilidades claras y la sujeción a las entidades que las gobernarían.

 

El SNET seguirá conjugando acciones de relación permanente desde el diseño, la implementación, el seguimiento y la evaluación entre los sectores educativo, social, gubernamental y el mercado del trabajo, en con el propósito de tener un país en el que prime la paz.

Estamos seguros que con el trabajo en equipo, compromiso, disciplina, constancia y determinación, el SNET logrará ser el “Camino para la inclusión, la equidad y el reconocimiento”, para hacer de Colombia la mejor educada en América Latina en 2025.