Project-Id-Version: PROJECT VERSION POT-Creation-Date: 2016-03-20 22:10-0500 PO-Revision-Date: 2016-03-21 12:16+0900 Last-Translator: NAME Language-Team: LANGUAGE MIME-Version: 1.0 Content-Type: text/plain; charset=utf-8 Content-Transfer-Encoding: 8bit Plural-Forms: nplurals=2; plural=(n!=1); Language: es X-Generator: Poedit 1.8.7

 

zoom_border

 

zoom_border

 

 

 
Menú
Buscar
Agenda
Submenú
 
Los hermanos Lumiére: 122 años del Cinematógrafo
Imagen de eportal.editorial.1
Creado: 08-02-2017
El Mes Categoría: 
Date of History: 
Lunes, Febrero 13, 2017

El 13 de febrero de 1895, Auguste y Louis Lumière presentaron su patente “cinématographe”. Este término ya había estado patentado anteriormente por Léon Bouly en el año 1892, para describir una máquina de toma de imagen en movimiento. Aun así, por falta de pago de la anualidad, en el año 1894 el nombre quedó libre de nuevo y fue retomado por los hermanos Lumière.

El cinematógrafo no era sólo un proyector de películas, sino que también era la máquina que capturaba las imágenes que más tarde serían reproducidas. Cada cinta tenía una longitud de 17 metros, que abarcaba un minuto escaso de proyección. Con “La salida de los obreros de la fábrica Lumière”, los hermanos crearon el primer film de la historia del cine. 

La primera sesión

Las diez brevísimas películas de diecisiete metros que componían los primeros programas presentados por los Lumiére, mostraban imágenes absolutamente simples e inocentes.  Películas que, barajando unas pocas variantes, ofrecían temas bien prosaicos:

    La salida de los obreros de la fábrica Lumiére

    Riña de niños

    Los fosos de las Tullerías

    La llegada del tren

    El regimiento

    El herrero

    Partida de naipes

    Destrucción de las malas hierbas

    La demolición de un muro

    El mar

El impacto que causaron aquellas cintas en el ánimo de los espectadores fue tan grande que al día siguiente los diarios parisinos se deshicieron en elogios ante aquel invento y un cronista, víctima de una alucinación, elogiaba la autenticidad de los colores de las imágenes.

La que más impresionó al público fue “La llegada de un tren”, pues causó un gran pánico al hacer creer que el tren se abalanzaba sobre los presentes en la sala. La sociedad no estaba acostumbrada a ver películas, pero poco a poco el invento fue adquiriendo un mayor éxito. Esto se debió, principalmente, a la utilización del cinematógrafo para contar historias. Así nació el cine tal y como hoy lo conocemos.

Vea el video de La llegada de un tren

Más información en :

http://lumierecinematographe.blogspot.com.co/p/cinematografo.html

http://www.uhu.es/cine.educacion/cineyeducacion/comienzoscine.htm

https://socialesoakhouse.wordpress.com/2013/01/06/el-cinematografo/