Project-Id-Version: PROJECT VERSION POT-Creation-Date: 2016-03-20 22:10-0500 PO-Revision-Date: 2016-03-21 12:16+0900 Last-Translator: NAME Language-Team: LANGUAGE MIME-Version: 1.0 Content-Type: text/plain; charset=utf-8 Content-Transfer-Encoding: 8bit Plural-Forms: nplurals=2; plural=(n!=1); Language: es X-Generator: Poedit 1.8.7

 

zoom_border

 

zoom_border

 

 

 
Menú
Buscar
Agenda
Submenú
 
¿Cuánto sabemos del acoso escolar?
Imagen de Maira  Poveda
Autor: Maira Poveda
Creado: 24-08-2018
Categoría:
En la imagen se muestra dos niños señalando a otro con burla. Texto: !No más acoso!

Para empezar, se debe establecer una diferencia entre violencia y acoso, puesto que, aunque en el segundo se llega a la intimidación, no siempre se trata de situaciones violentas. En su mayoría, las situaciones que se presentan son de amenaza y con ellas se busca que la persona se sienta relegada y con miedo. En este sentido, el acoso es principalmente el asedio a una persona a la que se quiere atormentar.

El carácter repetitivo, sistemático y la intencionalidad de causar daño o perjudicar a alguien que habitualmente es más débil son las principales características del acoso. Iniciando la década de los setenta se realizaron trabajos para su estudio sistemático. En 1983 aparecieron los primeros informes relacionados con la violencia escolar, a partir de un estudio desarrollado en Noruega desde 1973. Luego, al final de los ochenta y principios de los noventa, se iniciaron otras investigaciones en países como Japón, Inglaterra, Canadá, Estados Unidos, Australia y Países Bajos.

Se han definido varios motivos por los cuales se presenta el acoso escolar, algunos de ellos son las diferencias de las notas académicas, la apariencia física, la procedencia, los gustos personales y las formas de pensar. Por todas y cada una de ellas se va generando una situación de desigualdad que termina en malestar cultural.

Tres actores se ven directamente involucrados en el acoso escolar: las víctimas, los agresores y los espectadores. Las víctimas pueden ser dos tipos, uno es el pasivo, suelen ser personas que permanecen solas y tienen baja autoestima; el otro tipo es provocador, que reaccionan con agresividad a causa de la ansiedad. Los agresores son impulsivos y actúan por una necesidad de dominar a otros, estos se valen de varias formas de agresión para intimidar a sus víctimas, utilizan apodos, burlas, insultos y habladurías por medio de los cuales origina la exclusión, y esta, a su vez, ocasiona problemas psicológicos y sociales que dificultan la convivencia y la adaptación social. Los espectadores son agresores pasivos, que, no son cómplices porque no apoyan al agresor de manera directa, pero se hacen participes de la situación de acoso.

Según las investigaciones realizadas hasta el momento, existen varias formas de acoso. Ataques directos, que corresponden a la agresión de forma abierta, generalmente con actos físicos. Ataques indirectos, por medio de los cuales se aísla socialmente a la víctima, habitualmente las agresiones son verbales. También se presenta el acoso psicológico, donde la víctima sufre chantajes por parte de alguien que finge tener una amistad. Otra forma de acoso es el que se realiza por medio de redes sociales, conocido como cyber bullying, con el cual los acosadores buscan ridiculizar a sus víctimas haciendo uso de su información personal.

Fuentes

https://www.magisterio.com.co/articulo/cuales-son-los-tipos-de-bullying

http://www.redalyc.org/pdf/2810/281021722009.pdf

http://blog.tiching.com/10-recursos-educativos-para-combatir-el-bullying/

https://es.wikipedia.org/wiki/Acoso_escolar