Project-Id-Version: PROJECT VERSION POT-Creation-Date: 2016-03-20 22:10-0500 PO-Revision-Date: 2016-03-21 12:16+0900 Last-Translator: NAME Language-Team: LANGUAGE MIME-Version: 1.0 Content-Type: text/plain; charset=utf-8 Content-Transfer-Encoding: 8bit Plural-Forms: nplurals=2; plural=(n!=1); Language: es X-Generator: Poedit 1.8.7

 

zoom_border

 

zoom_border

 

 

 
Menú
Buscar
Agenda
Submenú
 
¿Qué es la paz? Respuestas de los niños para discutir en familia
Imagen de Pilar  Rivera
Autor: Pilar Rivera
Creado: 20-10-2016
Categoría:

El acuerdo entre el Gobierno y las Farc nos tiene hablando de paz a todos los colombianos; inclusive, quienes no son víctimas directas o no han vivido la crudeza de la guerra, tienen la esperanza del fin de un conflicto armado con más de cincuenta años en nuestro país. Sin embargo, y por encima de que estemos de acuerdo o no con el resultado de la negociación con las Farc, ¿tenemos claro lo que significa vivir en paz?  

Mi Señal de Señal Colombia estuvo en Tumaco, con algunos niños en el taller Alharaca Lab, del Ministerio de Cultura, hablando sobre el significado de la palabra paz (algo que muchos damos por obvio). Allí, ellos expresaron su visión de la paz a partir de su día a día. Sus respuestas ayudan a entender que este concepto, al parecer, tiene más de una definición posible.

Históricamente esa región ha vivido y vive los rigores de la violencia, principalmente como consecuencia del narcotráfico. Esta problemática, sumada a la falta de presencia del Estado, ha agudizado otros problemas como el desempleo, la pobreza o el poco desarrollo en infraestructura, etc.

Al preguntarles a los niños asistentes al taller qué sabían de la paz, algunos recordaron lo que dicen en los noticieros por estos días: cosas como “algo sobre votar por el sí o por el no”, que si gana el Sí los guerrilleros van a entregar sus armas y que “no van a volver a robar”, entre otras. Todo esto lo dijeron sin mucho interés, quizá porque es un tema ajeno para ellos. Sin embargo, cuando les preguntamos ¿cómo sería la paz en Tumaco? las respuestas empezaron a hacerse más emotivas. Muchos repitieron ideas similares: “sin muertes, sin robos, sin bombas y sin balas perdidas”. Muchos de ellos habían perdido parientes muy cercanos por culpa de la violencia, todos habían vivido experiencias muy dolorosas como consecuencia del conflicto armado y del narcotráfico.

¿Cómo se siente la paz en la escuela y en la casa?

A medida que transcurría la conversación, los niños se sentían más tranquilos y dialogaron sobre cómo se siente la paz en el salón de clase y en el colegio. En ese momento se interesaron aún más en compartir sus experiencias y evidenciaron que sufren agresiones frecuentemente:

“Para mí la paz en el colegio es que los niños más grandes no me quiten las onces y no me peguen”, dijo uno de ellos. Otro complementó: “A mí a cada rato me pegaban, pero ahora yo no me dejo pegar ni quitar nada”.  

La mayoría de los niños y niñas viven un ambiente tenso en sus colegios, lo que genera que también respondan de manera agresiva, pues no conocen otra  forma de defenderse. Así, la violencia pasa a convertirse en algo cotidiano para ellos y la agresión termina siendo la única solución conocida para resolver los conflictos.

Y, sin embargo, los niños perciben la paz como tranquilidad y ausencia de peleas:

“Que mi papá no le pegue a mi madrastra, que no tome trago o tome poquito para que no pierda el control y no se ponga violento.”

Durante los tres días de taller los niños aprendieron a conocerse un poco más, identificaron problemas en sus entornos y luego hicieron una película sobre cada uno de ellos. En estas historias algunos se volvieron súper héroes con poderes para ayudar a su comunidad. Al final las presentaron a sus padres, quienes quedaron asombrados de lo que sus hijos y compañeros de clase habían hecho, tal vez porque no están muy acostumbrados a escuchar sus opiniones.

Para los niños, la paz es vivir tranquilos, no tener miedo de no volver a ver a sus padres, que los adultos no se agredan ni los agredan a ellos, no temer a diario que en el colegio les vayan a quitar las onces, que los vayan a robar, que vayan a ser reprendidos por la fuerza o que vayan a presenciar una escena violenta; pero también la paz es que los adultos los escuchen y valoren su opinión, que los dejen participar, que dialoguen con ellos y les brinden herramientas para que ejerzan su ciudadanía y creen su propio criterio.

Este diálogo con los niños y niñas lleva a preguntarnos ¿cuál es el acuerdo que debemos hacer en nuestras propias casas para vivir en paz?; ¿cuáles son las armas que debemos dejar para no agredir a nuestros hijos, padres o compañeros de trabajo?; ¿qué tanto debemos perdonar y reconciliarnos entre nosotros mismos para lograr vivir sin miedo y tranquilos?

Si tienen alguna opinión acerca de este tema, no duden en dejarla aquí en la fanpage de Mi Señal.

El anterior artículo hace parte de una alianza de intercambio de contenidos entre Mi Señal y el Portal Colombia Aprende.