Project-Id-Version: PROJECT VERSION POT-Creation-Date: 2016-03-20 22:10-0500 PO-Revision-Date: 2016-03-21 12:16+0900 Last-Translator: NAME Language-Team: LANGUAGE MIME-Version: 1.0 Content-Type: text/plain; charset=utf-8 Content-Transfer-Encoding: 8bit Plural-Forms: nplurals=2; plural=(n!=1); Language: es X-Generator: Poedit 1.8.7

 

zoom_border

 

zoom_border

 

 

 
Menú
Buscar
Agenda
Submenú
 
Reflexiones sobre el Bicentenario 2019
Imagen de eportal.editorial.1
Creado: 06-08-2019
Categoría:
Dibujo del puente de Boyacá, con la frase en letras siete de agosto, y debajo del puente las palabras Batalla de Boyacá, con la bandera de Colombia en amarillo, azul y rojo

El Portal Colombia Aprende se une a las múltiples celebraciones del Bicentenario de la Batalla de Boyacá.  Y como un interesante ejercicio de miradas desde la historia, el periódico El Nuevo Siglo entrevistó a varios historiadores acerca del significado de este hecho, que marcó el comienzo de la nación colombiana y de la construcción de la identidad nacional.

El periódico entrevistó a Álvaro Tirado Mejía, Exvicerrector de la Universidad Nacional de Colombia, sede Medellín; Juan Esteban Constaín, Profesor de Relaciones Internacionales en la Universidad del Rosario; Margarita Garrido, Exdirectora de Colciencias y de la Biblioteca Luis Ángel Arango; Luis Henrique Gómez, Vicepresidente de la Academia de Historia de Bogotá; y Luis Horacio López, Miembro de la Academia Colombiana de Historia, entre otros.

Por considerarlo un importante ejercicio de reflexión en torno al Bicentenario, reproducimos algunos apartes de las entrevistas.

              

1. ¿Cuál es el significado histórico del Bicentenario de la Batalla de Boyacá en la Colombia actual?

2. Tras 200 años de historia, ¿cómo definir la identidad nacional del país?

3. ¿Cuáles han sido los factores determinantes para la definición de la identidad nacional?

 

Álvaro Tirado Mejía

1. Ha habido dos conmemoraciones del Bicentenario. Una, el 20 de julio de 2010, que se hizo para conmemorar los acontecimientos de la capital, Santafé de Bogotá. Ahora, es el segundo Bicentenario para conmemorar la Batalla de Boyacá y la consolidación de la República. Esta segunda fecha tiene una connotación muy especial. La primera tenía, de cierta manera, un carácter centralista y dejaba por fuera los acontecimientos de la Independencia que se desarrollaron en todo el país. Ahora esta conmemoración es más amplia y abarca lo que sucedió en todo el país. En este momento es un reconocimiento de la pluralidad regional que hay en Colombia.

2. Ahora tenemos una mirada nacional, no simplemente central. La Batalla de Boyacá fue un hecho militar no tan importante, pero sí fue sumamente importante desde el punto de vista político. Y, a partir de allí, empezó a consolidarse el Estado Nacional y aparecieron unos retos grandísimos para los primeros gobernantes, que en parte se han cumplido y en parte siguen pendientes. Estos son los retos actuales: crear ciudadanía, integración social, integración regional. Todavía las fronteras de Colombia y los territorios aledaños, que son inmensos, no tienen la atención que debieran tener, no han sido integrados económicamente. Esa es una de las deudas pendientes.

3. Hay unos ejes de discusión en estos 200 años. Hay uno que se resolvió desde el comienzo. Este país optó por el régimen republicano. Luego, los dos partidos, tanto el liberal como el conservador fueron partidos republicanos y, de cierta manera, con una ideología liberal filosófica, de separación de poderes, de respeto a ciertos derechos fundamentales, de la soberanía partiendo del pueblo. Pero hubo otras divisiones, por ejemplo, de cómo se resolvía el problema de las regiones. Había unos que querían el régimen federal, que se practicó durante un tiempo, otros un régimen más centralista, más fuerte, como sucedió después de la constitución del 86. También hubo querellas frente al papel de la iglesia, en un país que era homogéneamente católico. Ese fue otro de los puntos de conflicto que, de cierta manera, ya se resolvió a partir de la constitución del 91 cuando se creó un Estado laico, que respeta las diferentes manifestaciones religiosas.

 

Juan Esteban Constaín

1. Es un hecho, sin duda memorable y, por muchas razones, que hace parte de un proceso más rico y complejo que es el de la Independencia del Nuevo Reino de Granada, el del establecimiento de la República como concepto fundamental, desde el punto de vista político, de la nación colombiana; un proceso que trasciende, además, la convención supersticiosa de una sola fecha.

2. Bueno: no son “200 años de historia”: son muchos más, muchísimos más. Y quizás parte de la respuesta esté allí, en la riqueza y la complejidad culturales de una sociedad mestiza y convulsa, que empezó a definirse aun antes del proceso de la Independencia, desde la Colonia.

Creo que es importante decir, por ejemplo, que Colombia es un país que tiene más territorio que Estado; ahí hay un rasgo histórico. También la nuestra es una sociedad estamental y jerárquica, digamos excluyente, que desde la Independencia, sin embargo, funciona con las categorías igualitarias y liberales de la Modernidad. Pero en una cultura que no es moderna en absoluto, por eso el proyecto de la Independencia (el de la República) sigue en veremos en tantos aspectos.

3. Yo diría que las diferencias regionales enmarcadas en un territorio no del todo abarcado por el Estado nacional, el Estado-nación. Y por supuesto las diferencias raciales, el mestizaje. Y la lucha por el poder: los problemas esenciales de la política, desde principios del siglo XIX.

 

Margarita Garrido

1. Llevamos 200 años de vida republicana. Hay muchas cosas alcanzadas que hay que resaltar. Pero también desde 1819 y las primeras constituciones hay muchísimas promesas incumplidas, sobre en todo en términos socioeconómicos y socioculturales. La tarea sería ver cómo, hacia adelante, cumplir tantas promesas que nos hemos hecho para la convivencia.  Una de las promesas más importantes es la igualdad en el reconocimiento, la valoración de todos los ciudadanos... Creo que la Constitución de 1991 es una muy buena hoja de ruta, junto con el Acuerdo de Paz de La Habana, para poner en práctica.

2. No creo que haya una identidad del país, ni siquiera creo que deba haber una sola identidad nacional. Está muy bien dicho que somos un país multiétnico, pluricultural y creo que esa identidad está en la forma de relacionarnos entre nosotros, entre los diversos, los diferentes. Esa sería la identidad, la forma en que nos reconocemos. Esto es algo que debe estar en construcción, en revisión permanente.

3. Ha habido muchos intentos de imponer una identidad nacional. Uno tendría que ir entre hitos. La primera definición del ciudadano, por excluyente. La segunda definición de mediados del siglo 19, de 1851, cuando se da la abolición de la esclavitud, que fue una identidad de ciudadanía un poco más incluyente. Viene el periodo de la segunda mitad del 19 que es una especie de primavera liberal, pero posteriormente viene una propuesta de una ciudadanía más restringida, como la constitución de 1886, que habla de una república cristiana, con ciudadanos de una misma lengua y una sola religión. Hoy en día sabemos que somos diversos. La identidad es algo que se va construyendo. No es natural.

 

Luis Henrique Gómez

1. … Hay que recordar que ese proceso se inició en 1810 y tiene un momento decisivo el 7 de agosto de 1819 con la Batalla, cuando las fuerzas patriotas lideradas por Bolívar y Santander derrotaron al Ejército español comandado por el coronel Barreiro. Es un momento fundamental en la historia de nuestro país, esto marca el nacimiento de Colombia como República, como un régimen democrático que iniciaba una nueva vida. Es el momento en que nuestro país llegó a una mayoría de edad y tomó su propio rumbo.

2. Después de la toma de Bogotá, el siguiente paso fue liberar el resto del país, que estaba dominado por las fuerzas realistas; se liberaron Cauca, Pasto, Antioquia, la Costa Atlántica. Y después, para completar el proceso se dio la liberación de los países vecinos y del resto de Sudamérica. … Hoy tenemos un país multicultural, multiétnico que cada día busca más jugar un papel dentro del mundo globalizado.

3. Desde la época precolombina. Tenemos raíces hispanas, africanas. Colombia fue un crisol, un punto de encuentro de las diferentes etnias, de diferentes culturas. Luego vinieron inmigrantes de otras partes del mundo, de Europa, y la personalidad colombiana se ha ido formando, región por región, con algunas particularidades en el sentido de que las cordilleras que nos separan fueron determinando unas características especiales en una región o en otra. Aunque todos nos sentimos colombianos, hay diferencias en el folclor, en el habla, en la gastronomía, etc.  Existe una identidad colombiana, pero también existen unas identidades regionales muy claras.

 

Luis Horacio López

1. Boyacá es la estrella militar triunfante de la trayectoria del Libertador. Él perdió y ganó batallas a lo largo de su vida, pero Boyacá lo proyectó continentalmente como el Libertador, lo catapultó con el apoyo financiero y militar de la Nueva Granada a través del general Santander, a esos triunfos posteriores de Carabobo, Pichincha, Junín y Ayacucho, que sellan la independencia de la América Meridional. El virrey Sámano salió de Bogotá al conocer la derrota realista de Boyacá el 9 de agosto, huyendo para nunca más regresar. En 40 días Bolívar organizó el gobierno de las Provincias Libres de la Nueva Granada y dejó a Santander como vicepresidente, quien gobernó por 13 años.

2. Seamos sinceros: no hay una identidad nacional. Hay lealtades regionales. La gente se siente costeña, paisa, valluna.  Los territorios de la Ruta de la Campaña Libertadora: Arauca, Casanare, Boyacá y Cundinamarca han revindicado por leyes la independencia en forma excluyente, lo que ha generado un movimiento de confrontación y no de unión entre el Caribe, las provincias andinas, las provincias leales al rey del Caribe, Cartagena y el resto de la Ruta Libertadora.

3. Este es un tema poderosamente controversial, si uno no tiene contexto afectivo e intelectual, unos vínculos con una sociedad, un territorio y unos símbolos, y estos articulados a una memoria social, que le genere sentido de pertenencia y orgullo que le hagan sentirse latinoamericano y colombiano, aquí comienza el problema de la nacionalidad colombiana.  En este 2019, los verdaderos símbolos de unión de todo el país son la Selección Colombia y los ciclistas con sus actuaciones y sus triunfos.

 

Para ver las entrevistas completas puede hacer clic en este enlace https://www.elnuevosiglo.com.co/articulos/08-2019-cual-es-el-sentido-historico-del-bicentenario

Los invitamos a escuchar el programa de radio, del Banco de Contenidos del Ministerio de Cultura:  “DOSCIENTOS AÑOS DESPUÉS” 1810: Independencias al aire. Dramatizados.

https://bancodecontenidos.mincultura.gov.co/FichaDocumental/?id=8452

 

Fuente:

El Nuevo Siglo https://www.elnuevosiglo.com.co/articulos/08-2019-cual-es-el-sentido-historico-del-bicentenario

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un humano y no una máquina que procesa datos automáticamente (spam)
6 + 1 =
Resuelva este simple problema matemático y escriba la solución; por ejemplo: Para 1+3, escriba 4.