Project-Id-Version: PROJECT VERSION POT-Creation-Date: 2016-03-20 22:10-0500 PO-Revision-Date: 2016-03-21 12:16+0900 Last-Translator: NAME Language-Team: LANGUAGE MIME-Version: 1.0 Content-Type: text/plain; charset=utf-8 Content-Transfer-Encoding: 8bit Plural-Forms: nplurals=2; plural=(n!=1); Language: es X-Generator: Poedit 1.8.7

 

zoom_border

 

zoom_border

 

 

 
Menú
Buscar
Submenú
 
Cruzar la Meta
Imagen de Anonymous
Autor: Anonymous (no verificado)
Creado: 09-03-2015
Educación Categoría: 
Medición de costos y beneficios - Micrositios
imagen logo.png
imagen inicio.jpg
ContáctenosTwitterFacebook

Medición de costos y beneficios

Medir costos y beneficios de cualquier actividad contribuye a un mayor conocimiento del tema respectivo, de la magnitud de sus implicaciones y mejora las posibilidades de intervención sistemática y eficaz. En cuanto a permanencia estudiantil, permite -además y particularmente- contribuir a sensibilizar y movilizar a los diversos agentes educativos.

"Costear" los efectos del abandono de estudios no ha sido una dimensión suficientemente desarrollada y el reto está planteado especialmente a la investigación, la cual es una fortaleza de la educación superior.  El costeo debe ser visto como herramienta, como un aspecto cuantitativo, esto es, pese a las utilidades antes referenciadas, no sintetiza todos los efectos negativos de la deserción estudiantil; o, desde otra perspectiva, no sintetiza todos los beneficios de una mayor permanencia con calidad. Para confirmar lo anterior, basta con recordar los efectos psicológicos del abandono de estudios o la consideración del grado de desarrollo de habilidades, competencias, saberes y valores que apropia el estudiante antes de abandonar.

Son muy diversos los alcances y grados de complejidad que pueden ser considerados para una medición de costos (o beneficios) de la permanencia en educación superior. En todo caso, dependerá primordialmente de tres elementos: de un objetivo o intención, de un esquema o metodología de evaluación y de la disponibilidad/calidad de información.

Por lo anterior, es posible que podamos generar diversas, -no excluyentes y por el contrario muy complementarias-, perspectivas de medición al respecto.  Algunos ejemplos:

  • Costo como la suma del valor monetario de los factores necesarios para la prestación del servicio educativo a un estudiante, durante un determinado período de tiempo, y que, vía deserción estudiantil, no logra el propósito
     
  • fundamental de garantizar una trayectoria académica exitosa.
     
  • Valor monetario dejado de percibir por parte de la Institución por concepto de pago de matrículas.
     
  • Valor monetario invertido en programas de apoyo al estudiante y que no logra su propósito de retener a los estudiantes.
     
  • Valor monetario invertido por las familias de los estudiantes en su mantenimiento y en gastos asociados a su educación.
     
  • Porcentaje de aportes de la Nación que, vía deserción estudiantil, no contribuyen a cumplir metas de política tales como cobertura.
     
  • Costo de oportunidad de no disponer de capital humano suficiente y de nivel necesario para el sector productivo y para el sistema social.

A continuación, un ejemplo de estimación de "costo" y otro de  "beneficio" monetarios a nivel de IES, como resultado de la variación de la tasa de deserción anual (los datos son tomados de casos reales, fuente SPADIES y SNIES):

Institución de Educación Superior Variación deserción anual
2011-2012
Matricula año referencia
(2012)
Retenidos (+) o Desertores (-) Vr. matrícula por estudiante Costo (-) o beneficio (+)
AAAA (ejemplo de costo monetario)  -3,1%  9823  -305  2.933.212  -893.201.186
 BBBB (ejemplo de beneficio monetario)   2,4%  12804  307   3.996.827  1.228.208.950

 La "variación en la deserción anual" se calcula restando a la tasa de deserción del año 2011 la del 2012 (fuente SPADIES).  La "matrícula del año referencia" corresponde a pregrado (fuente SNIES). El número de retenidos o desertores es resultado de multiplicar los dos anteriores. El "valor matrícula por estudiante" corresponde al valor de matrícula 2012. La multiplicación del número de estudiantes retenidos (o desertores) por el valor de matrícula arroja el costo o beneficio monetario.  Para obtener una medida cercana a costo propiamente dicho, debería disponerse del dato "costo por estudiante", el cual reemplazaría el dato "valor de matrícula por estudiante".

La lectura de los resultados es: en la Institución AAAA, el aumento de la tasa de deserción anual, entre los años 2012 y 2011 (del 3,1%) representó un costo monetario institucional de $893 millones de pesos, pues tales recursos, por concepto de matrícula, no se percibieron.  Por su parte, el beneficio monetario puede entenderse como el monto que ingresó al presupuesto institucional ($1.228 millones) de la institución BBBB como resultado de una menor tasa de deserción estudiantil en el año 2012, la cual fue inferior en 2,4 puntos porcentuales a la del 2011. De mantenerse la tasa de deserción 2011, dichos recursos no hubieran ingresado a la Institución.

Invitamos a la comunidad educativa a participar, exponiendo sus opiniones y posturas sobre el tema. A continuación, exponemos algunas preguntas para abrir el foro:

  • ¿En su institución se mide el costo de la deserción estudiantil?
     
  • ¿Está de acuerdo con las diferentes perspectivas de medición de costos que se plantean?
     
  • ¿Qué opinión le merece la siguiente afirmación " Medir costos y beneficios de cualquier actividad contribuye a un mayor conocimiento del tema respectivo, de la magnitud de sus implicaciones y mejora las posibilidades de intervención sistemática y eficaz"?
 

comments powered by Disqus

Texto no definido