Project-Id-Version: PROJECT VERSION POT-Creation-Date: 2016-03-20 22:10-0500 PO-Revision-Date: 2016-03-21 12:16+0900 Last-Translator: NAME Language-Team: LANGUAGE MIME-Version: 1.0 Content-Type: text/plain; charset=utf-8 Content-Transfer-Encoding: 8bit Plural-Forms: nplurals=2; plural=(n!=1); Language: es X-Generator: Poedit 1.8.7

 

zoom_border

 

zoom_border

 

 

 
Menú
Buscar
Submenú
 
El Cerrito
Imagen de Soporte UN CIER
Creado: 02-08-2016

 

La institución educativa Jorge Isaacs, ubicada en el municipio de El Cerrito, Valle del Cauca, actualmente está desarrollando el Proyecto Ambiental Escolar (PRAE) “Recuperemos nuestro río Cerrito, compromiso ambiental Isaacsiano para todos” que aborda el problema de deterioro de la cuenca del río Cerrito. 

 Reconocimiento de la cuenca del río. 
Grupo de Investigacion Ondas Valle. 2007

 

A través del PRAE se desarrollan diversos procesos formativos en torno a la cuenca del río Cerrito, que buscan generar sentido de pertenencia de los habitantes de El Cerrito hacia su territorio y su dinámica social, cultural y natural, lo cual permite a los estudiantes estudiar el uso de los recursos naturales y su relación con la comunidad, diseñar propuestas enmarcadas en el concepto de desarrollo sostenible y, al mismo tiempo, se genera compromiso y una actitud responsable frente al uso de los diferentes recursos con los que los estudiantes interactuan en su contexto local. Estos procesos de construcción de conocimiento se llevan a cabo, recogiendo elementos propios de la pedagogía activa, entre los cuales se destaca la participación de los estudiantes y de la comunidad en general.

A partir del desarrollo de este proyecto se han obtenido logros importantes en el proceso formativo de los estudiantes y en la innovación en los procesos de enseñanza para generar aprendizajes significativos, teniendo en cuenta los ritmos de aprendizaje de los estudiantes y sus capacidades para leer el entorno y reconocer la importancia de su papel como ciudadanos, que influyen en la construcción de su propia sociedad. Resaltando en este sentido, que el proyecto genera pensamientos críticos y reflexivos entre los estudiantes porque son ellos quienes cuestionan cómo el desarrollo socioeconómico de su propia comunidad está afectando su medio.

Entre los logros más actuales se destaca, que gracias al apoyo de diferentes instituciones municipales y gubernamentales, la institución educativa Jorge Isaacs presenta a la comunidad cerriteña un nuevo énfasis de formación técnica en convenio con el SENA, dicha formación es la Gestión Ambiental, que se implementó en el año lectivo 2012. Programa con el cual se busca profundizar la formación de aquellos estudiantes que están interesados en continuar explorando, conociendo y aprendiendo sobre las diferentes relaciones que se tejen entre la sociedad, el ambiente y el desarrollo. 
 

ABSTRACT

Jorge Isaacs The school, located in El Cerrito Valle del Cauca, develops the School Environmental Project "Bring back our river Cerrito, Isaacsiano environmental commitment" that approches  the problem of spoilage   in the basin of  the Cerrito river. The objective is to generate a sense of belonging of people to their territory, their social,  cultural and environmental  dynamics. Students read the environment and they study the  use of  natural resources and their relationship with the community.  It means, to   through the PRAE  we  can explore,  know  and learn about the different relationships that are forged between society, environment and development.

The model active pedagogy in IEJI allows make flexible  the processes  of  teaching and learning for strengthening students’ social skills , hence the PRAE is recognized locally and regionally.

Since 2012 the institution, in partnership with  Servicio Nacional de Aprendizaje (SENA) offers a new emphasis on technical training in Environmental Management.

Ubicación ecosistémica
Ubicación del proyecto
 
Gran bioma
Bosque seco tropical
 
Bioma
Zonobioma alterno hígrico y/o subxerofítico tropical del Valle del Cauca
 
Descripción:
 

Gracias a la riqueza de los pisos térmicos y condiciones orográficas del municipio, se destacan en la cuenca hidrográfica del río Cerrito diversos ecosistemas (Pomch, Universidad del Valle, 2011) que le brindan características especiales de biodiversidad y, en algunos casos, se convierten en zonas de protección; entre ellas se pueden mencionar: El Páramo, el Bosque Subdandino y el Bosque Seco Tropical, que al retomar la propuesta de clasificación ecosistémica de los institutos de investigación adscritos al Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible (1)  (2007), corresponden al Orobioma bajo, medio y alto de los Andes y, al  Zonobioma alterno hígrico y/o subxerofítico tropical, siendo este último el bioma más reconocido porque la Institución educativa se encuentra en esta zona y es la de mayor influencia del PRAE.

El Páramo, ubicado en la parte más alta de la cuenca, conocido como Páramo de las Domínguez posee una gran oferta hídrica con una diversificada red de ríos y quebradas, presenta una extensión de 17.774,7 hectáreas, ubicadas en los municipios de Buga, Ginebra y El Cerrito, en este último se encuentra el 60% de su extensión (Pomch, Universidad Del Valle, 2011). En este territorio la ganadería extensiva es la principal actividad económica y, en una menor escala, se encuentra la ganadería intensiva para producción de leche y carne. La actividad agrícola proporciona el sustento para la población de la zona con cultivos de cebolla junca y otras hortalizas como cebolla de bulbo, repollo, cilantro y papa.


El Bosque Subandino se caracteriza porque está cubierto de bosques naturales (41%), pastos (21%) áreas agrícolas heterogéneas (13%), vegetación secundaria (11%) y cultivos anuales o transitorios (9%) (IDEAM et al, 2007, p. 155).  Precisamente, estas condiciones de la parte alta de la cuenca permiten que este rodeada de Palma de Cera (Ceroxylon Quindiuense). Aunque, el establecimiento de potreros con fines de pastoreo ha promovido la tala indiscriminada y la remoción de material de cobertura que ocasiona la extinción de especies, erosión del suelo y sedimentación sobre el río.

En el Bosque Seco Tropical  se localizan los ecosistemas lagunares del río Cauca y la zona urbana del municipio.  Así como lo plantea la clasificación de los institutos de investigación (2007) los climas más sobresalientes son el templado – seco y templado – húmedo, estas características favorece el cultivo permanente de la caña de azúcar; por ello, en la parte  baja de la cuenca no se aprecia mucha cobertura boscosa bordeando las riberas del río. De ahí que esta zona sea la de mayor explotación agrícola.

 

_______________________

(1) Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (IDEAM), Instituto Geográfico Agustín Codazzi (IGAC), Instituto de Investigación de Recursos Biológicos Alexander von Humboldt (IAvH), Instituto de Investigaciones Ambientales del Pacifico Jhon von Neumann (IIAP), Instituto de Investigaciones Marinas y Costeras José Benito Vives De Andreis (INVEMAR), Instituto Amazónico de Investigaciones Científicas (SINCHI).

Ubicación del proyecto
Ubicación geográfica de la I.E. Jorge Isaacs en el municipio de El Cerrito y en el Valle del Cauca. Archivo institucional. 2009

En el  Valle del Cauca se encuentra el municipio de El Cerrito que tiene a su margen izquierda al río Cauca y limita al norte con  los municipios de Guacarí, Ginebra y Buga, al oriente con  el departamento de Tolima, al sur con  el municipio de Palmira y al occidente con el municipio de Víjes.  Gracias a su  ubicación geográfica, El Cerrito cuenta con todos los pisos térmicos que determinan extensas zonas de vida con amplia variedad de flora y fauna,  múltiples usos del suelo como ganadería, agricultura, turismo e industria. 

 Zona de Bosque Subandino en la cuenca del río Cerrito. 
Francisco A. Gómez B. 2011

La presencia de los climas cálido, medio, frío y páramo, con una temperatura promedio de 24°C son una fortaleza  para los sistemas agrícolas  enmarcados en dos zonas bien definidas geográficamente. La primera constituida por la zona montañosa, se encuentra sobre la cordillera central, allí la principal actividad es la producción cafetera, lechera, cebollera y cultivos de pan coger; la segunda corresponde al valle geográfico del río Cauca, los suelos de esta parte del municipio son de gran fertilidad, allí se han concentrado la agroindustria y los cultivos, especialmente el de caña de azúcar, en menor medida, el cultivo de uva para fines comerciales y de producción vinícola.

De igual manera, el municipio cuenta con una red hidrográfica en la que abundan ríos, quebradas y riachuelos que drenan hacia el río Cauca. Se pueden distinguir en el municipio las cuencas hidrográficas de los ríos Amaime, Zabaletas y Cerrito.  Este último, considerado río tutelar de la zona urbana del municipio, tiene su nacimiento en las quebradas La Italia y La Cristalina, las cuales nacen en el Bosque de Niebla del páramo de las Domínguez en la cordillera Central y en su curso recibe las aguas de las quebradas: La Negra, La Ventura, La Mata de Guadua, Juan Sacro, Los Potrillos, La Rumorosa, El Cedral, La Cabaña, Las Vegas, Fuente de Peña, Corazón y La Honda.

 
Río Cerrito en la parte alta de la cuenca. Francisco A. Gómez B. 2011

El área de la cuenca del río Cerrito es de 12.642,7 Ha, de las cuales el 99,6% se encuentra en el municipio de El Cerrito y el 0,4% en el municipio de Ginebra (según el convenio de asociación CVC-Proagua No. 082 de 2007). 

El río Cerrito es considerado de gran importancia para los habitantes y para el sector agrícola e industrial del municipio dado que abastece el acueducto municipal y es utilizado en el riego de cultivos. Según Diego Carvajal, un reconocido historiador del municipio, “El río Cerrito es de poco caudal, lo que genera un problema con el crecimiento de la población, pues el río resulta insuficiente para suplir las necesidades de los habitantes del municipio” (Carvajal, 2008, p. 38). Lo anterior sumado al grave deterioro ambiental causado por diversos hechos como, por ejemplo, la actividad agroindustrial, la cercanía de las viviendas sobre las riberas del río con vertimientos directos de aguas residuales y la disposición inadecuada de residuos sólidos, motivó a la Institución Educativa Jorge Isaacs para que empezara a trabajar el Proyecto Ambiental Escolar (PRAE), titulado“Recuperemos nuestro río Cerrito, compromiso ambiental isaacsiano”, buscando el reconocimiento de la comunidad hacia su territorio y la participación activa de los ciudadanos en la dinámica social, cultural y natural del municipio con miras hacia un modelo de desarrollo sostenible para la región. 

Aspectos sociales
Contexto histórico
Dinámicas asociadas a la zona de ubicación del PRAE
Actividades socio-económicas relevantes
Contexto histórico

Hablar de El Cerrito Valle del Cauca (1) es recordar con reminiscencia una ciudad provincial llena de encanto, inocencia, respeto y cultura.  La Ciudad Cariño, como se le conoce, fue fundada el 30 de agosto de 1825 por el presbítero Manuel José Guzmán, reconocida a nivel nacional porque en ella se encuentran las más hermosas y antiguas  haciendas del departamento, entre ellas El Paraíso(2), una de las más importantes a nivel nacional e internacional, de gran atractivo turístico y recreativo, no sólo por su significado y valor cultural e histórico sino también  porque cuenta con una belleza inigualable en sus jardines cuyos alrededores son bañados por el río Cerrito; la historia de esta hacienda se enmarca en una obra llena  de romanticismo que narra la lucha por el amor y la vida de una mujer que fue y sigue siendo ícono de la literatura nacional e internacional: María.   Además de El Paraíso, es preciso mencionar otras haciendas que desde su fundación reconocieron la fertilidad de estos territorios y decidieron aprovecharlos, destinaron cerca de cinco hectáreas para el cultivo de la caña de azúcar, por ejemplo, la  Hacienda San Jerónimo, fundada en 1570 marcó la historia del municipio porque fue la primera en adquirir un trapiche productor de panela, actividad que realizaban los esclavos y los indios.  Asimismo, sucedió con la   Hacienda   San Agustín que en 1750  se ubicó  en el margen derecho del río Cerrito, contaba con un trapiche que era movido de forma hidráulica. 

 

Haciendas Piedechinche, La Concepción y El Hatico, El Cerrito - Valle. Francisco A. Gómez B. 2011

Para 1926 se establece en el casco urbano del municipio la hacienda más grande del momento llamada Hacienda La Merced, igual que las anteriores haciendas aprovechó la fertilidad de los terrenos,  se dedicó al cultivo de la caña de azúcar y utilizó también el agua del río para su riego  en detrimento de la provisión para el casco urbano del municipio.

En  1928 se construyó el Ingenio  Providencia fundado por miembros de la familia Cabal, quienes aprovecharon las grandes extensiones planas de tierra y la disponibilidad de agua para dedicarse también al cultivo de la caña de azúcar.  Con el crecimiento de la producción se abrió una gran puerta laboral para los cerriteños, aunque sin medida se incrementó el consumo de agua para el riego de estos cultivos. 

En esta época, el desarrollo económico de la región se basó especialmente en la agroindustria de la caña de azúcar desplazando así otros cultivos como el algodón, el arroz, el millo, el tomate y el sorgo; incluso desplazó a la misma ganadería.

 
Río Cerrito en su paso por el barrio Cincuentenario. 
Autor desconocido. 1984

Desde 1950 el río Cerrito abastece el acueducto municipal, es la fuente  principal para el riego de cultivos y se consolida como lugar de esparcimeinto de las familias cerriteñas. Pero, el crecimiento de la población y el poco caudal del río lo haceninsuficiente para suplir todas estas necesidades.(Carvajal, 2008, p. 35).  
 

Por tal razón, los habitantes de El Cerrito y el corregimiento Santa Elena al intentar aumentar el caudal del río para atender la creciente demanda de este recurso abrieron dos cauces,  uno llamado toma de la Zapata que comunicaba Amaimito con el río Cerrito y el otro cauce fue la acequia nueva de El Cerrito.  Sin duda este suceso generó enfrentamientos entre la población y la Municipalidad.

Para esta misma época, entre los años 50 y 60, algunas familias de la región comenzaron a ubicarse  en las orillas del río Cerrito, así nació el caserío Pueblo de Latahoy llamado barrio Sagrado Corazón. Dichos asentamientos promovieron que los habitantes ribereños vieran el río como el lugar final de las aguas servidas y de los residuos sólidos, convirtiéndose la franja de protección del río en una suerte de patio de la casa.  

Pero no sólo fueron  los asentamientos humanos los que promovieron un deterioro del río Cerrito, también hay que tener en cuenta que en la década de los 70, los alcaldes iniciaron acciones para industrializar la zona urbana del municipio ofreciendo exención de impuestos a las nuevas empresas, hecho que motivó a los empresarios para la instalación de industrias asociadas al procesamiento del cuero cuyas fábricas se ubicaron en la ribera  del río Cerrito, pues encontraron disponibilidad de terrenos sin control de las autoridades competentes en el manejo de aguas residuales y la distribución de la propiedad de la tierra.  En consecuencia, hubo un incremento de la población y  demanda de mano de obra, lo que atrajo habitantes de la zona del viejo estado del Tolima, del Cauca, Choco y de Nariño y generó nuevos asentamientos humanos en la zona urbana cercana al río Cerrito.  
 

Río Cerrito en la parte alta de la cuenca. 
Francisco A. Gómez B. 2010
Río Cerrito en el sector del barrio Santa Bárbara. 
Estudiantes de 11-2. 2007

Para el año de 1960 el colegio Jorge Isaacs también se ubicó en una zona próxima al río.  Desde 1994, con la ley 115 que establece la obligatoriedad de los proyectos transversales, y dado que muchos de los docentes eran oriundos del municipio, la comunidad educativa reconoció la problemática ambiental del río y se implementaron diferentes prácticas deportivas por los  alrededores del río  para estudiar  lo que estaba ocurriendo con el recurso y deterioro del paisaje de la cuenca. Desde 2004 se propuso la “Carrera Atlética río Cerrito” para crear sentido de pertenencia hacia el recurso hídrico, actividad complementada con la siembra de árboles en  fechas ambientales.  Esta problemática motivó la reformulación del PRAE, se pensó en sus fines formativos, en desarrollar diferentes acciones que incidieran en el proceso educativo; de esa manera, se aprovechó el río en su trayecto por la zona urbana,  que comienza desde el barrio El Cincuentenario hasta Santa Bárbara (Hacienda la cruz) en un rango de 3 Km de extensión, siendo esta  la parte del río más  contaminada debido a los desechos orgánicos y químicos generados por la población, la agroindustria y la industria del cuero. 
 

Igualmente, la siembra de árboles es otro evento impulsado por la IEJI.

Siembra de árboles en la sede central de la I.E. Jorge Isaacs. 
Alba L. Valencia. 2007

En el 2004- 2009 bajo la asesoría de la Universidad del Valle y del Ministerio de Educación se reestructuró el PRAE como estrategia innovadora en los procesos de enseñanza y de aprendizaje de la IEJI, logro importante para la comunidad educativa. 

Desde enero de 2012 y gracias al convenio con el Servicio Nacional de Aprendizaje (SENA), la institución ofrece la formación técnico ambiental. Estos avances del PRAE isaacsiano le  permiten a la institución gozar de un renombre ante la comunidad en general.

 


 

 (1) La información de este apartado fue suministrada por el historiador y docente de la Institucion Educativa Jorge Isaacs Diego Antonio Carvaja Peñal.

(2) Esta hacienda posee un gran significado y valor cultural e histórico, por ser el escenario de la novela “La María”, del escritor colombiano Jorge Isaacs.
 

Dinámicas asociadas a la zona de ubicación del PRAE

Población de la zona

Según las cifras del DANE (2005), El Cerrito tiene una población aproximada de 53.244 habitantes, el 61,0% (32.479 personas) habitan en el casco urbano, mientras que 39,0%(20.765 personas) viven en la zona rural.  El porcentaje de población indígena es de 0,2% y de afro descendientes de 30,4%. 
 

La población del municipio asentada en la cuenca del río Cerrito es de 44.747 habitantes según cifras de la CVC (2006), el 12,9% de esta población se ubica en la zona rural y el 87,1% restante en la cabecera municipal. 

Vías de acceso

El establecimiento de industrias como el Ingenio Providencia y las curtiembres, propiciaron el desarrollo de una excelente infraestructura vial tanto en la zona urbana como en la rural. El Cerrito cuenta con la vía Panamericana y la carretera Central. La primera lo comunica con los municipios de Palmira, Guacarí y el norte del Valle, mientras que la segunda con el corregimiento de Rozo (municipio de Palmira) y los municipios de Yumbo y Cali. 

Dicha infraestructura vial ha permitido el desarrollo económico de la región, se ha incrementado la actividad turística y comercial. Igualmente ha facilitado la migración de comunidades provenientes de otras zonas, principalmente de los municipios de Ginebra, Palmira, la Costa Pacífica del departamento del Valle y el departamento del Cauca, hacia el casco urbano de El Cerrito.

Infraestructura

El desarrollo socioeconómico del municipio ha fortalecido la infraestructura en servicios públicos, aspecto que se convierte en garantía para los pobladores; esto ha motivado a los habitantes de las  zonas rurales a trasladarse hacia el sector urbano para mejorar su calidad de vida. Actualmente el municipio cuenta con los servicios de energía eléctrica, aseo, acueducto, alcantarillado, gas natural y telecomunicaciones con una cobertura superior al 80% de la población. 

El servicio de acueducto en la zona urbana de El Cerrito, es prestado por la empresa ACUAVALLE con un cubrimiento del 99,3% según cifras del DANE (2005). La fuente de abastecimiento para la cabecera municipal es el río Cerrito. El sistema se compone de dos bocatomas, desarenadores, planta de tratamiento convencional, tres tanques de almacenamiento y la red de distribución. En la zona rural, el servicio es prestado por acueductos veredales. El servicio de alcantarillado en la zona urbana cubre el 96% de la población (ACUAVALLE, 2006), eso equivale a 7.090 hogares conectados; está compuesto por dos sistemas: Subsistema Cincuentenario: el barrio Cincuentenario cuenta con alcantarillado sanitario.

Subsistema río Cerrito: recoge casi toda la zona céntrica y más antigua de El Cerrito, el sector de los ferrocarriles y de los nuevos barrios desarrollados cercanos al río (POT, 2001). Actualmente, el alcantarillado municipal administrado por ACUAVALLE vierte a los ríos sin ningún tipo de tratamiento, mediante dos descargas al río Cerrito y una al río Sabaletas (CVC, 2008, p.13). Sin embargo, por medio del Convenio CVC No. 085 de 2.005, suscrito entre la CVC y el municipio El Cerrito, se comenzó la construcción de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales, PTAR.

El aseo y la recolección de basuras se prestan a través de la Empresa Aseo El Cerrito y el servicio de comunicación se ofrece a través de Telecom y la Empresa regional de telecomunicaciones del Valle del Cauca S.A. - E.R.T.
 

Equipamiento  Urbano

En el centro de la cabecera municipal se encuentran ubicadas las principales entidades de carácter público y privado, en el sector salud, se encuentra el Hospital Regional San Rafael y las IPS de COOMEVA, SOS Y Nueva EPS, en la zona rural el corregimiento El Placer cuenta con el Hospital Piloto y los corregimientos de San Antonio y Santa Elena cuentan con puestos de salud. Según datos estadísticos del municipio para el año 2007 el 79,8% de la población del municipio se encontraba afiliada al sistema de salud, de este porcentaje, un 38,6% en el régimen subsidiado y el 41,2% al régimen contributivo (IDH, 2008).

En cuanto al sector educativo, en la cabecera municipal se encuentran dos instituciones educativas de carácter público y diez de carácter privado, en la zona rural se encuentran tres instituciones educativas públicas ubicadas en los corregimientos de Santa Elena, Tenerife y El Placer, según el Informe de Desarrollo Humano para el  Valle del Cauca (2008), la tasa de alfabetización de El Cerrito es de 88,8% (población con algún grado de escolaridad).

Otras entidades ubicadas en la cabecera municipal son: la Alcaldía Municipal, el  Coliseo de Deportes, la Plaza de mercado, la Casa de la Cultura y la principal Iglesia Católica. De igual manera, las empresas de transporte público tienen establecidas sus rutas rodeando el parque principal. La centralización en la oferta y la prestación de servicios, influyen en la comunidad que busca ubicarse cerca de la zona para tener una mejor accesibilidad.
 

Organización Social

La diversificación de los pobladores de El Cerrito, produjo un fenómeno de transculturización, en el que las dinámicas culturales evidencian la transformación de una cultura original hacia otra en la que predominan rasgos culturales provenientes de las cultura afro- descendiente, nariñense y cundiboyasence, que organizativamente se expresan en las Fundaciones Petrona y Sebastiana. Es así como en El Cerrito se celebran diferentes fiestas que atraen no sólo a los habitantes del pueblo sino también a muchos turistas


 
Socialización del PRAE en la sede Carlos A. Sardi Garcés. 
Estudiantes de 11-3. 2009  
 

 Las actitudes asumidas por la comunidad cerriteña frente a la problemática ambiental de la cuenca del río Cerrito, han propiciado mesas de trabajo para la reflexión y discusión, en dicho trabajo se involucra a los habitantes, al sector agro y a la industria del cuero. En cierto modo, sus comportamientos no se ven modificados pues hay otros intereses que priman sobre la problemática en cuestión. Por ejemplo, el alto costo de los servicios públicos hace que los pobladores prefieran utilizar el agua directamente en el río (para lavar ropa, por ejemplo).  Por otro lado, dado que el municipio no cuenta con un lugar específico para el manejo de residuos sólidos, hay la tendencia de tirarlos a los suelos y ríos de la cuenca o entregarlos a carretilleros (personas que trabajan en la recolección de escombros en vehículos de tracción animal - caballos), que también los arrojan a las orillas de los ríos o a lotes vacíos. Cabe decir que los pobladores justifican sus comportamientos por la  falta de conocimiento de la normatividad a nivel ambiental, y consideran que las entidades encargadas de su divulgación no han realizado efectivamente esta labor.


En busca de modificar dichas actitudes asumidas por la comunidad, el PRAE isaacsiano ha contado con el apoyo de entidades como la Corporación Autónoma Regional del Valle del Cauca (CVC),  La Fundación Surcos de Vida, entidades gubernamentales y municipales que formulan acciones educativas a través de los PGIRS (Programa de Gestión Integral de Residuos Sólidos), con el propósito de modificar los comportamientos tanto de habitantes como de agroindustriales y turistas para así mitigar los impactos sobre la cuenca del río Cerrito.


La CVC, reconocida como la entidad líder en el desarrollo humano y sostenible del Departamento, realizó un trabajo de investigación que sintetizó la información disponible sobre el estado de los recursos naturales, como parte del diagnóstico técnico institucional para la cuenca del río El Cerrito. El objetivo del documento es una referencia para el análisis ya que recopila la caracterización biofísica y socioeconómica sobre el estado actual de la intervención de los recursos, información cartográfica y referencia geografía de la cuenca.  El documento constituye  el referente para la gestión ambiental, como prerrequisito para la planificación e insumo para la construcción del Plan de Ordenamiento y Manejo de la Cuenca Hidrográfica del Río El Cerrito, tal como aparece en el Plan de Gestión Ambiental Regional (2002-2012).

 

La Fundación Surcos de Vida, dedicada a apoyar proyectos de instituciones educativas o juntas de acción comunal en beneficio del ambiente, identificó el trabajo realizado por la institución a través del PRAE con la comunidad y decidió apoyar la iniciativa, presentando dicho trabajo al banco de proyectos de la CVC en el período 2009-2010. Con esta entidad los estudiantes de grado décimo recibieron capacitación y leyeron el contexto para luego socializar con la comunidad la riqueza natural del municipio. A partir de ahí, se llevaron a cabo diferentes acciones encaminadas a contrarrestar los impactos negativos ocasionados por disposición de residuos sólidos y vertimientos de aguas residuales. Es importante resaltar el apoyo y las capacitaciones recibidas en las instituciones educativas de parte de estas entidades. 

En cuanto a la participación de la comunidad, a nivel municipal se cuenta con los representantes de las Juntas de Acción Comunal, las cuales realizan un acercamiento con las autoridades Municipales y permite la participación  de ellos en el Plan De Desarrollo Económico y Social Del Municipio De El Cerrito (2008-2011); desde este Plan se estructura  El eje Desarrollo Territorial Y Gestión Ambiental, que busca garantizar la sostenibilidad ambiental del territorio como soporte del desarrollo productivo e integral de sus habitantes.

Actividades socio-económicas relevantes

La ubicación geográfica del municipio, su variedad ecosistémica, los suelos y la gran disponibilidad hídrica, han convertido a El Cerrito en un municipio con un alto desarrollo socioeconómico en el departamento, en el que se destaca la actividad agrícola, pecuaria, industrial y turística; factor que a lo largo de la historia ha sido determinante en lamigración de pobladores de otros municipios en busca de nuevas oportunidades laborales. A continuación, se realiza una descripción de las principales actividades económicas del municipio, lo que permite  entender su relación con el deterioro ambiental del río Cerrito.
 

Actividad Agroindustrial

El establecimiento del ingenio Providencia en el municipio de El Cerrito y los ingenios Manuelita y Pichichi en municipios vecinos, ha impulsado de manera acelerada el desarrollo económico de la región a partir de la instalación de la agroindustria de la caña de azúcar. Atendiendo a una demanda cada vez mayor no solo de azúcar sino también de alcohol carburante (etanol), los cultivos de caña en las últimas décadas, han desplazado cultivos de algodón, sorgo, millo y maíz de la zona plana del municipio (parte baja de la cuenca) y zona de piedemonte (corregimientos de San Antonio, Santa Elena y El Castillo). El 64,3% del área de la cuenca fue definido como Agrosistema intensivo cañero empresarial de alta capitalización (Asincneac), resaltando que ninguno de los ingenios tiene sus fábricas sobre la cuenca (pomch, 2011).

El cultivo de caña de azúcar en esta zona presenta una alta tecnificación y demanda de recurso hídrico, la cual se suple a partir de los ríos Cerrito y Amaime. La actividad afecta gravemente los suelos y aguas (superficiales y subterráneas) por las intensas labores de labranza, la utilización de productos químicos y las quemas continuas.
 

 
 Cultivo de caña en la zona plana del municipio de El Cerrito. 
Francisco A. Gómez B. 2012
 Vista panorámica del ingenio Providencia en el municipio de El Cerrito. 
Ana María Henao. 2012

La agroindustria azucarera representa una de las principales fuentes de empleo para los habitantes de El Cerrito y de otros municipios vecinos, hecho que ha incidido notablemente en la oferta de servicios y el mejoramiento de la calidad de vida de los cerriteños, pero asimismo, ha propiciado un desarraigo de los pobladores frente a su contexto natural, social y cultural, pues al no poseer la tierra, los habitantes del municipio no ven los recursos naturales como parte de su contexto y dejan toda la responsabilidad ambiental a la industria, argumentando que es ésta la principal causante del impacto ambiental negativo en la cuenca, derivado de la quema de las cosechas para facilitar la labor de los corteros, la deforestación de las zonas de piedemonte para el cultivo de caña y el aprovechamientos del agua del río Cerrito.

Actividad Agrícola

En la cuenca alta del río Cerrito se presentan actividades agrícolas desarrolladas por los dueños de las fincas, de forma no tecnificada, con cultivos de café, plátano, maíz, hortalizas y pan coger.  Sin embargo, existen áreas en las que al cultivar el lulo fue necesario talar especies nativas que protegían la cuenca del río Cerrito.  Estos cultivos fueron abandonados en poco tiempo debido a que las pendientes presentes en la zona no permitieron obtener los resultados esperados.

En la cuenca media, sector de Santa Elena y El Castillo, se encuentran  importantes extensiones cultivadas en uva, pertenecientes a pequeños y medianos agricultores, para quienes representa una fuente de ingreso importante. En el corregimiento de Santa Elena, los cultivos de uva ocupan aproximadamente un 4% de la superficie agrícola en menor escala se cultiva maracuyá, habichuela, tomate, pepino, soya, millo y frutas con destino al mercado local. Durante los últimos años estos cultivos han sido desplazados por la expansión de la caña de azúcar, con la implementación de nuevas tecnologías para la producción de alcohol carburante. 

Actividad Pecuaria

Predominan en la cuenca del río Cerrito la ganadería lechera, la cual ha generado la eliminación de cultivos de café y pan coger en la parte media y alta de la cuenca; la porcicultura, presente en todos los corregimientos de la cuenca; la piscicultura en los corregimientos de San Antonio y El Pomo y por último, la avicultura altamente tecnificada en San Antonio, Santa Elena y El Castillo (PBOT, 2002).

Actividad Industrial

La producción industrial del municipio se concentra fundamentalmente en la zona plana con la producción de azúcar y alcohol carburante.  Entre tanto, en la zona urbana la actividad industrial está representada por las curtiembres, con la presencia de 15 fabricas que proveen una gran oferta laboral a los cerriteños y a su vez, ha despertado las alarmas de las autoridades ambientales  de la región por la contaminación derivada de su proceso productivo, hecho que ha motivado la implementación de proyectos de capacitación en cuanto a producción más limpia, con el ánimo de reducir y/o mitigar los impactos ambientales causados por estas industrias (CVC, 2008).

Actividad Turística

Práctica de deportes extremos en el corregimiento de El Pomo.

El municipio tiene algunos sitios turísticos de interés histórico - cultural, entre los que podemos destacar las Haciendas Pie de Chinche  y El Paraíso. Estos atractivos hacen que la zona sea frecuentemente visitada por turistas locales, nacionales e internacionales. El río cumple un papel muy importante porque es el bañadero de visitantes siendo un atractivo más para este sector.  
 

En el  corregimiento El Pomo, cerca de estas haciendas,  se  practican  diversas actividades recreativas y deportivas, entre ellas la celebración del festival del aire en el corregimiento de El Pomo, donde se practican diferentes deportes extremos.

 La oferta turística en la parte alta y media de la cuenca genera el incremento en la oferta de empleo pero a su vez, ha llevado a la tala de bosques para la adecuación de terrenos que permita la creación de vías de acceso y  el deterioro de la franja de protección de los ríos para la construcción de albergues para los turistas.

Actividad Minera

Se ha encontrado que, a pesar de que en la cuenca no se realizan importantes explotaciones mineras, sí se realiza la extracción artesanal de materiales de arrastre en la cabecera municipal  y a lo largo del río Cauca, tales como arena de grano medio a grueso, canto, grava, guijarro, bloques, y de arcilla. La extracción de este tipo de materiales genera inestabilidad en el cauce, afectando las orillas del río y aumentando el riesgo de avalanchas e inundaciones en época de invierno.

La transición en las actividades económicas en la cuenca del río Cerrito ha traído importantes cambios no sólo económicos sino también sociales, culturales y ambientales. La expansión de la agroindustria azucarera y su constante tecnificación, ha reducido la demanda de mano de obra en las actividades de siembra y corte de caña. Asociado a esto se encuentra la disminución de actividades alternas como la ganadería y otros cultivos en la zona rural, lo cual ha propiciado el desplazamiento de las personas que antes vivían de estas actividades hacia la cabecera municipal o hacia otros municipios en busca de oportunidades laborales. 

Prácticas culturales

La dinámica laboral generada por los ingenios azucareros e industrias procesadoras del cuero, han influido notablemente en el incremento de la población del casco urbano,  modificando las practicas  socio-culturales de la población del municipio de El Cerrito. La llegada de nuevos pobladores, en su mayoría afro descendientes, implican la adopción de nuevas costumbres,  tales como:

» Lavar la ropa en el río

» Realizar festividades en los parques y en los espacios públicos en general

» Prestar el servicio de los carretilleros que trasportan y desechan escombros

» Comercializar alimentos alrededor de los patrimonios históricos y turísticos de la zona con la explotación indiscriminada del agua del río, y

» Realizar actividades de urbanización sin planificación.


Lavanderas en el río Cerrito. 
Colectivo de estudiantes de grado décimo. 2008

Todo lo anterior produjo una transformación en los estilos de vida de los cerriteños, sus costumbres, formas de hablar, de actuar y hasta de pensar; es lo que el historiador Diego Carvajal denomina “fenómeno de transculturización”, que influyó y sigue influyendo, en el comportamiento de la comunidad, en sus tradiciones ancestrales, en la calidad de vida, en los valores sociales y en el respeto por la identidad, es decir, en todas las prácticas culturales propias de la región.

En contraste, las familias descendientes de los cerriteños nativos lideraron acciones de intervención y participación para guiar la reflexión y apropiación de la identidad socio-cultural y natural de la región, situación que contribuyó a mejorar la calidad de vida de los habitantes y a consolidar sus tradiciones. En cierto modo,  esta población es minoría en comparación con la afro-descendiente, lo que ha implicado que las prácticas socioculturales de éstos,  tomen más fuerza con el transcurrir del tiempo.  Lo anterior conduce a la celebración de festividades que responden  principalmente al reconocimiento de las tradiciones de la población afro descendiente.

Las oportunidades de trabajo propiciadas por las industrias de la región  y algunas políticas públicas como “Familias en acción”,  que otorgaron derechos a la población  con subsidios para salud, recreación, educación y vivienda, también estimularon la migración de habitantes  provenientes de otros sectores del país haciendo que la población  se incrementara y promoviendo nuevos asentamientos.

El año comienza con el Festival de Blancos y Negros el 6 de enero,  es el puente festivo de la celebración de los Reyes Magos que se lleva a cabo en el corregimiento El Placer.  Festejo importante para la región porque se homenajea la colonia nariñense. En esta actividad, se evidencia el desperdicio de agua.

Celebración del Carnaval de Blancos y Negros en el corregimiento de El Placer. Francisco A. Gómez B. 2012

Del 1 al 8 de abril se celebra el Festival Afrocerriteño, el cual se realiza en la cabecera, veredas y corregimientos del municipio.  Se presentan danzas y música típicas de los orígenes afro descendientes.

Durante la Semana Santa, se lleva a cabo el Festival de Música y Arte Religioso con la participación de toda la comunidad y turistas, fortaleciendo las creencias religiosas católicas de los pobladores del municipio.

En el mes de mayo es  el Festival Isaacsiano de la Cultura, que congrega a la población alrededor del escritor  Jorge Isaacs y su obra  “María”, novela  cumbre  de la literatura colombiana.  Hay presentaciones artísticas como danzas, intervenciones musicales, representaciones tradicionales  y comparsas.  Los eventos gastronómicos y recorridos turísticos se programan  teniendo en cuenta el desplazamiento a la Casa de la Sierra o Hacienda El Paraíso, escenario de la novela.

En el mes de agosto es El Aniversario de la Peña Artística y Cultural en la cabecera municipal de El Cerrito.  Se recuerdan   las tradiciones campesinas de la región, ya que durante esta celebración se presentan eventos artísticos, música andina y otras expresiones folclóricas, comportamiento socio-cultural típico de los pobladores.

En noviembre se realiza en la cabecera municipal la Feria Turística de El Cerrito. En ella se hace una muestra gastronómica de lo que tradicionalmente se ha llamado “mecato”, es decir, comestibles dulces como galletas, las cocadas, el dulce manjar blanco, entre otros. Al constituirse como actividad comercial hay concurrencia de visitantes y sentimiento de fiesta de parte de los mismos cerriteños.  Evento en el que hay contaminación por inadecuada disposición de residuos sólidos.

Durante todo el año está el Festival del Aire, práctica que se realiza durante todos los fines de semana del año en el corregimiento de El Pomo, gracias al espacio natural y condiciones que este ofrece  Es un programa semanal que consiste en la práctica de deportes extremos, principalmente el  parapentismo. En el Pomo se reúnen muchos deportistas y turistas, quienes generan contaminación en la parte alta del río Cerrito.  Los residuos sólidos y el desvío del cauce para usos recreativos, son aspectos poco favorables para la conservación de la cuenca.


Es claro entonces que las diferentes manifestaciones culturales presentes en el municipio han propiciado un desapego por el territorio que incide en el deterioro ambiental de la cuenca del río Cerrito, aspecto que no sólo afecta lo natural, pues sus manifestaciones se hacen extensivas a los sectores sociales y económicos. Estas situaciones hacen prioritario que la comunidad Cerriteña haga una reflexión crítica sobre su problemática  y desarrolle comportamientos tendientes a recuperar  la cuenca como patrimonio natural, social y cultural del municipio.

Referentes de ubicación espacio-temporal: 

Referente natural 

El área de influencia del PRAE el municipio de El Cerrito  y la cuenca del río que lleva su mismo nombre,  sirve de referente para ubicar la zona industrial y agrícola que separa  las tierras de cultivo.  Vale la pena mencionar algunos referentes destacados por su valor histórico, social y cultural no sólo para este municipio sino también para el Valle del Cauca, como son: La Hacienda El Paraíso patrimonio  nacional en el que se reúnen las familias y  turistas en torno al rio Cerrito, en donde desarrollan  diferentes actividades recreativas.  También encontramos La Hacienda  Piedechinche que se destaca porque en ella dialogan  los testimonios, historias y anécdotas sobre el cultivo de la caña de azúcar; la belleza de sus instalaciones físicas son un atractivo para nativos y visitantes, es una hacienda colonial representativa de la arquitectura del siglo XVIII, rodeada de jardines y árboles que dan un fresco y agradable ambiente.

En el casco urbano se cuenta con espacios físicos, puntos de encuentro de los cerriteños porque son el centro de eventos culturales, artísticos y deportivos, entre ellos están El Parque Rada y La Plazoleta de Santa Barbará.
Parque Rada, ubicado en el centro de la cabecera municipal. Gustavo Rojas. 2012

Referente temporal  

1960 es la época  en que empiezan los asentamientos humanos en la ribera del río Cerrito principalmente por las  actividades económicas que aumentan la oferta laboral. Con la ocupación de la ribera del río, comienzan a presentarse en la cuenca comportamientos de mal manejo de los recursos de la misma.

Situación ambiental: 

 La cuenca hidrográfica del río Cerrito se caracteriza por la fertilidad de sus suelos y la disponibilidad del recurso hídrico,  cualidades que permiten el desarrollo de la actividad agrícola y ganadera de carácter comercial e industrial, e impulsan  el desarrollo socioeconómico de la región.


Panorámica de la zona plana de la cuenca del río Cerrito. Francisco A. Gómez B. 2011

En la parte alta de la cuenca la presencia de sistemas de ganadería extensiva y agricultura no tecnificada ocasionan el deterioro del suelo por pérdida de cobertura vegetal, compactación por el pisoteo del ganado y procesos de erosión laminar. La expansión de la frontera agrícola y ganadera en esta zona amenaza con la desaparición de especies nativas de flora y fauna y esto a su vez altera el equilibrio natural del ecosistema. Aunque en esta parte de la cuenca la Unidad Municipal de Asistencia Técnica Agropecuaria (UMATA) adelanta acciones de reforestación y compra de predios para la protección y conservación del Páramo y los nacimientos de ríos y quebradas, la perdida de cobertura boscosa influye el deterioro de los cauces y afecta directamente los afluentes del río Cerrito, lo cual se refleja en la disminución de su caudal en la zona media y baja de la cuenca y deterioro de las cualidades físicas y químicas del agua.

En la cuenca media, la actividad agrícola está representada principalmente por el cultivo de la uva en una escala comercial, y en menor medida por cultivos de caña de azúcar. La uva se cultiva por parte de medianos productores para la producción de vino artesanal; en sus prácticas existe un alto uso de insumos agroquímicos que contaminan las fuentes superficiales y subterráneas por su acumulación en el suelo y posterior filtración y escorrentía durante los periodos de riego y de lluvias. Por su parte, la actividad turística y recreacional motivada por  la presencia de las haciendas y fincas de recreo, representa una fuente de ingresos para pobladores de la zona y comerciantes que aprovechan la gran afluencia de visitantes, especialmente en fines de semana, para desarrollar ventas de productos gastronómicos y artesanales. Dichas actividades generan contaminación de la cuenca por la incorrecta disposición de residuos sólidos y el lavado de carros. En esta zona es común ver que los pobladores abren canales para formar cursos del río que pasen por sus fincas o haciendas y así tener disponibilidad de agua para fines recreativos, es este el caso de la hacienda El Paraíso, en la que desde su construcción se abrió un canal que entraba a la hacienda y actualmente es utilizado por los turistas de la zona para fines recreativos.


Cultivos de Caña de Azúcar en la parte plana de la cuenca. Francisco A. Gómez B. 2011

En la cuenca baja, con la llegada y expansión de la caña de azúcar se desplazó la siembra de cultivos como el algodón, el sorgo, la soya y algunos frutales. Actualmente, el cultivo avanza hacia la parte media de la cuenca, desplazando la actividad ganadera que hasta el año 2000 existía en esta área.

En la zona baja, la actividad agrícola es mucho más tecnificada que en los otros sectores de la cuenca, hay un uso continuo de agroquímicos, frecuentes quemas de caña ygrandes consumos de agua del río para riego. Todo esto incide en el deterioro físico y químico del recurso hídrico.Los residuos químicos de fertilizantes y plaguicidas son depositados tanto en las aguas superficiales como en las subterráneas por procesos de filtración y escorrentía que alteran  la calidad del agua del río.

La agroindustria de la caña de azúcar, aunque ha generado un desarrollo económico acelerado para la región, también se ha apropiado de la mayor parte del territoriopara sus cultivos, lo que ha ocasionado un desapego de los pobladores hacia su entorno y un desconocimiento de la situación ambiental del municipio y la importancia de la participación de la comunidad en los procesos de conservación y manejo de los recursos. 

Además de la agroindustria azucarera, en la cuenca baja la instalación de la industria del cuero, en cercanías a la ribera del río, y la flexibilidad de las autoridades ambientales, permiten que los industriales arrojen sus residuos líquidos y sólidos directamente al río sin ningún tratamiento, hecho que genera una alta contaminación del recurso hídrico.  A partir del año 2000 se establecen las Plantas de tratamiento de  aguas residuales (PTAR) para disminuir la carga contaminante de estas industrias, hecho que ha disminuido el deterioro del río, sin embargo, existe en la población la concepción de que la responsabilidad del problema ambiental del río Cerrito es de el sector industrial, ya que son ellos quienes aprovechan el agua del río para sus procesos productivos. 

Problema ambiental: 

Actualmente la economía de la zona baja de la cuenca del río Cerrito se caracteriza por el establecimiento de actividades agroindustriales de la caña de azúcar, transformación del cuero, la actividad turística, el deporte y la recreación. Dichas actividades han influido en la ocupación del territorio por parte del sector industrial, convirtiendo al municipio en una localidad rural enmarcada en un enclave industrial, pues los terrenos cultivables son alquilados por los pobladores a los ingenios de la zona, participando los Cerriteños solamente como trabajadores en los cultivos de caña o en las actividades industriales. Esta situación ha ocasionado un desapego de parte de la comunidad Cerriteña hacia su territorio, y un desconocimiento de su responsabilidad en el cuidado y conservación de los bienes y servicios ambientales con los que cuenta el municipio. Esto se evidencia en la escuela, donde los estudiantes presentan un desconocimiento hacia la cuenca del río Cerrito, ya que para ellos el territorio pertenece al sector industrial y por lo tanto delegan a este sector toda la responsabilidad de la problemática ambiental del municipio.

 
Lavanderas cuenca del rio, zona urbana.
Colectivo Estudiantes de los grados 9-10-11

 
Viviendas construidas sobre la ribera del río. 
Colectivo de Estudiantes del grado once. 2007


Calidad del agua Sector de Santa Bárbara. 
Colectivo Estudiantes. 2009.

En la parte baja de la cuenca, el establecimiento de asentamientos no planificado sobre la ribera del río, el aprovechamiento del agua para abastecer necesidades domésticas, agroindustriales, recreativas y turísticas, usar el río para  evacuar residuos sólidos y líquidos,  la construcción de galpones, criaderos de cerdos  y,  la expansión de la frontera agrícola, son parte de las prácticas de algunos pobladores en el manejo de los recursos en esta parte de la cuenca. 

Es notorio como el vertimiento de aguas residuales domésticas sin conexión de tuberías de desagüe, los vertimientos industriales, aguas residuales con carnaza, grasas y químicos utilizados en la transformación del cuero, son factores que agravan la contaminación del río (Pomch, 2001).  A ello se le suma la contaminación, no sólo generada por la fumigación sino también por la actividad turística en las haciendas y fincas de recreo de la parte media de la cuenca, en la que se generan grandes cantidades de residuos sólidos que van a parar al río.

Esta problemática ha llevado al deterioro físico y químico del río, hecho que se comprueba en el muestreo realizado por la CVC para el año 2007, en el cual se determinó la mala calidad del agua del río Cerrito en la estación de muestreo antes del río Cauca;esta calificación se le dio según el parámetro ICA CETESB (Indice de Calidad de Agua), que involucra parámetros como temperatura, pH, Oxígeno Disuelto, DBO5 coliformes fecales, sólidos totales, turbidez y fósforo total. 

Hay un déficit de agua para consumo humano por la utilización permanente para riego de cultivos en la zona media y baja de la cuenca, hecho que afecta los intereses sociales, económicos y culturales de la población, pues la obtención del recurso es cada vez más costosa, ya que la demanda hídrica doméstica es superior al caudal del río Cerrito (CVC, 2007, p.26).  El deterioro del recurso ubica al productor agrícola,  al ganadero, al industrial e incluso al poblador común en desventaja frente a los de otros municipios dado que los recursos impactados tienden a ser agotables, aún más cuando el uso de ellos no contribuye a su protección ni conservación.   

Es claro entonces que existe un deterioro ambiental de la cuenca del río Cerrito que no sólo afecta lo natural, pues sus manifestaciones se hacen extensivas a los sectores sociales y económicos. Estas situaciones hacen prioritario que la comunidad Cerriteña haga una reflexión crítica sobre su problemática  y desarrolle comportamientos tendientes a recuperar  la cuenca como patrimonio natural, social y cultural del municipio
Pregunta relevante (Eje): 

 


Exposición del Proyecto de Investigacion 
Ondas 2007. Grupo de Investigación. 2007


 Limpieza de la ribera del río en el sector de 
Santa Bárbara. Colectivo de docentes Santa Bárbara. 2009

   

¿Qué estrategias se deben desarrollar desde el PRAE para que la IEJI forme ciudadanos capaces de reconocer las dimensiones social, cultural, natural de su territorio y su relación con la problemática ambiental?

 


Salida pedagógica al relleno sanitario 
Presidente (San Pedro - Valle). 
Grupo ecológico. 2007

Salida pedagogíca del área de 
Ciencias Naturales. 
Francisco A. Gómez B. 2010
Relación del PRAE con los instrumentos de desarrollo: 

El PRAE isaacsiano está diseñado en coherencia con lo que propone a nivel municipal el Plan Básico de Ordenamiento Territorial (PBOT) y, a nivel departamental, con lo que establece la  Corporación Autónoma Regional del Valle del Cauca (CVC) en el  Plan de Gestión Ambiental del Valle del Cauca  (PGAR). Dichas entidades se encargan de garantizar la sostenibilidad ambiental del territorio, como soporte del desarrollo productivo e integral de sus habitantes; también  estructuran  el diagnóstico técnico con la línea base de información de estado de los recursos naturales y situación ambiental en las cuencas de los ríos Cerrito y Pescador.


Práctica académica en Cerritoadentro. 
Grupo Ecológico. 2007

Visita a la planta de potabilización de 
Acuavalle. Grupo de Investigación. 2007

En esas condiciones, es posible decir que el PRAE apoya los procesos de investigación que adelantan estas entidades y que son una fuente importante para el desarrollo del PRAE.  Cabe mencionar que la ley 115 de 1994 también hace especial énfasis en que las instituciones educativas deben estructurar cuatro proyectos de carácter obligatorio para que sean desarrollados con los estudiantes y construir cultura ciudadana.   Por tal razón es que las diferentes actividades que se orientan desde el  PRAE, promueven en los jóvenes isaacsianos un aprendizaje que se ve reflejado en su actitud hacia la vida, hacia sus proyectos personales, se fortalece el trabajo en equipo, el pensamiento crítico y propositivo, respetando los derechos y deberes ciudadanos. 

Relacionados Con la Educacion ambiental: 

Ambiente

En muchas ocasiones se piensa en el ambiente y se cree que es todo lo estrictamente relacionado con la naturaleza, es decir, las relaciones entre los factores bióticos y abióticos en el entorno en el que se desarrollan. Bajo esta concepción de ambiente, se descartan aspectos importantes como las relaciones entre sociedad, cultura, economía y política; y los impactos  que estas generan. 

De acuerdo con lo anterior, tomamos el concepto de ambiente desde la Política Nacional de Educación Ambiental, en la cual se define el ambiente como “un sistema dinámico definido por las interacciones físicas, biológicas, sociales y culturales, percibidas o no, entre los seres humanos y los demás seres vivientes y todos los elementos del medio en el cual se desenvuelven, bien que estos elementos sean de carácter natural o sean transformados o creados por el hombre” (Política Nacional de Educación Ambiental, 2002, p.18). De ahí que sea necesario tener en cuenta que las soluciones a esos problemas requieren del análisis permanente de las interacciones: sociedad - naturaleza – cultura  (Torres, 2002, p.25).

La Institución Educativa Jorge Isaacs aborda la problemática del río Cerrito tomando en cuenta  los imaginarios sociales y prácticas culturales que conllevan al deterioro del territorio y el recurso hídrico;  la comunidad, los agentes agroindustriales, los turistas y habitantes en general, no aplican la normatividad vigente en el manejo, disposición y recolección de los residuos domésticos e industriales.  No sólo es evidente la carencia de tecnología limpia sino también la falta de compromiso y vigilancia de parte de las entidades gubernamentales y municipales.  Lo anterior genera un desequilibrio natural  que afecta gravemente a la población de la zona plana de la cuenca, especialmente en el corregimiento de San Antonio.  Como consecuencia de la disminución del cauce por la acumulación de residuos agrícolas, durante la época de invierno, el sector presenta inundaciones en los cultivos, en  las granjas porcícolas y en las granjas avícolas. Los habitantes de la zona urbana no pueden consumir el agua directamente del río para sus actividades domésticas porque ésta viene con altos niveles de contaminación, información comprobada con los estudiantes del grado once en el año 2007,  a través del proyecto de aula  “Alteraciones de la calidad de agua del río Cerrito”.

Educación Ambiental

Se puede  hablar de educación ambiental en la medida en que el trabajo no se reduzca únicamente al contexto escolar (actividades  ecológicas o problemas concretos abordados desde las ciencias naturales) sino que también requiere del estudio de situaciones problemáticas  desde los sistemas sociales, económicos, políticos y culturales, los cuales se encuentran en interacción permanente con el sistema natural. “la educación ambiental se entiende como el proceso que le permite al individuo comprender las relaciones de interdependencia con su entorno, a partir del conocimiento reflexivo y crítico de su realidad biofísica, social, política, económica y cultural, para que, a partir de la apropiación de la realidad concreta, se pueda generar en él y en su comunidad actitudes de valoración y respeto por su ambiente” (Torres, 2002, p.33).   



Salida Pedagógica. 
Grupo ecológico. 2007
 
En ese sentido es que el PRAE isaacsiano repiensa la sociedad cerriteña con la intención de ir más allá de recuperar el río Cerrito para aportar a la construcción de nuevos estilos de desarrollo socio-económico, que sean sostenibles para un nuevo perfil del ciudadano.  A partir de ello se replantea el quehacer pedagógico y didáctico para la construcción del conocimiento como proceso orientado hacia la formación integral tanto cognitiva como en actitudes y valores.
 

En relación con lo expuesto acerca de la concepción de educación ambiental, la problemática ambiental del río cerrito no podrá abordarse exclusivamente desde lo natural, por lo que desde el enfoqué didáctico estructurado se tienen en cuenta los antecedentes demográficos, sociales, económicos, tecnológicos gubernamentales y culturales, para abordar el problema en cada uno de estos sistemas.

El PRAE tiene como propósito reflexionar sobre la relación hombre-entorno que trasciende lo individual para convertirse en un problema social, pues las acciones individuales tienen efecto sobre el entorno y por tanto sobre los demás. En consecuencia,  las actividades planteadas buscan generar en nuestros estudiantes una consciencia crítica sobre la problemática ambiental del municipio que les permita tomar decisiones, asumir actitudes positivas y responsables hacia el ambiente.

Proyección comunitaria

La proyección comunitaria es la influencia y trascendencia de un proyecto en la región en la que se ponga en marcha.  En términos ambientales, la proyección comunitaria se orienta hacia el desarrollo sostenible de la comunidad, pues busca responder a las necesidades de la misma sin dejar de lado los principios ecológicos, sociales, culturales y económicos, que pueden estar  implícitos en la relación valores – consumo.
Socialización de los resultados obtenidos con el 
PRAE, semana cultural 2007. Jennifer Parra.2007

Es decir, hay una relación dinámica que se establece entre la gestión y la participación, situación que se evidencia en los objetivos de la educación ambiental (Torres, 2002, p.25).

De allí que el PRAE isaacsiano vincule a la comunidad a través de la formación de individuos involucrados con su realidad local, con el propósito de generar procesos de transformación cultural que vayan desde lo particular a lo general, ubicando a los estudiantes como seres sociales y naturales, capacitados para liderar procesos de cambio en su comunidad, tendientes al mejoramiento de su situación ambiental, social y cultural.  

Sostenibilidad


La sostenibilidad se constituye como pilar fundamental para definir el concepto de desarrollo sostenible, entendido éste como la relación adecuada entre ambiente y desarrollo, en el cual se satisfacen las necesidades de la sociedad actual, asegurando la disponibilidad de recursos para lograr el éxito de las generaciones futuras. La sostenibilidad se define entonces a partir de la concepción de éxito propio de cada comunidad, y representa la responsabilidad del ser humano frente a su realidad.

En  el PRAE el enfoque de sostenibilidad se refleja en el proceso de reconocimiento y apropiación del entorno por parte de la comunidad educativa, donde se visualizan los intereses que tiene la comunidad en cuanto a minimizar riesgos por la generación, manejo y disposición de residuos, la búsqueda y adopción de prácticas de producción más limpia y la participación en la construcción de la política ambiental del municipio.  El proceso formativo a través de la educación ambiental permite infundir en el estudiante el sentido de responsabilidad que le permite asumir actitudes que contribuyen a la búsqueda de soluciones a esta problemática.

Gestión

La participación juega un papel muy importante en el desarrollo sociocultural, lo cual nos remite nuevamente a los objetivos de la educación ambiental, ya que la gestión se entiende como el proceso a través del cual las comunidades se apropian de sus realidades ambientales y de todo lo que las integra; el tener ese conocimiento de las realidades ambientales, le favorece a la comunidad en tanto que pueden negociar sus conflictos y tomar decisiones contextualizadas socioculturalmente. (Torres, 2002, p.101).  

Con el PRAE se realizan actividades formativas con los estudiantes para que se reconozca el deterioro de su cuenca hidrográfica, para que tomen conciencia al respecto y demuestren su sentido de pertenencia, para que asuman responsabilidades, aporten soluciones y lideren acciones que contribuyan a la protección, conservación, mejoramiento del ambiente y aprovechamiento sostenible de los recursos naturales de la cuenca hidrográfica. 

A través del PRAE, la institución y sus estudiantes adelantan  varias actividades como talleres y foros comunitarios divulgando esta problemática.  Se aprovechan fechas importantes como la semana cultural y los estudiantes demuestran sus posiciones críticas, su expresión oral, su progreso para entablar diálogos y dar charlas sobre un asunto del cual están muy enterados y preocupados, presentan el análisis observacional en recorridos por la zona afectada, explican lo que las entidades competentes municipales hacen, comentan los hallazgos encontrados y participan del seguimiento a las acciones propias de las autoridades.  De ese modo, hay una participación activa de los estudiantes en el PRAE, solicitan recursos, aplican estrategias y divulgan los adecuados comportamientos que debiera tener su comunidad para fortalecer una cultura ambiental; desarrollan acciones propias de sensibilización, concientización y adquisición de compromiso frente a la problemática ambiental, valoran la importancia del recurso natural, evitando el malestar comunitario frente a la realidad que vive el municipio.

Básicos para el Desarrollo del PRAE: 

Cuenca Hidrográfica

Es una unidad de territorio o área geográfica delimitada por las líneas divisorias de agua y accidentes geográficos que determinan hacía qué lugar escurre el agua.  Consta de un sistema de salida principal llamada nacimiento o desagüe, y un sistema de entrada o desembocadura a un río principal, en un depósito natural o en el mar; sus aguas tributan de un conjunto de ríos o quebradas, que según el tamaño se denominan subcuentas o micro cuencas que constituyen la denominada red de drenaje. 

 
Río Cerrito en la parte alta de la cuenca. 
Francisco A. Gómez B. 2012

 La cuenca del río Cerrito es una cuenca principal a la cual tributan aguas de  las quebradas Cerrito Adentro, La Cristalina, Dos Quebradas, Ventura y Balastros, Venecia, el Zanjón Pajonales y Agua Blanca. El Principal afluente por su caudal de aporte es la quebrada La Honda (PBOT, 2000).

Toda  cuenca hidrográfica forma un sistema interconectado de factores físicos y climáticos que dan lugar a interacciones dinámicas de los sistemas socioeconómicos y biofísicos. En la cuenca del río Cerrito estas interacciones tienen lugar en su mayoría en el casco urbano y su influencia se  extiende hacia la zona rural.  Los comportamientos de la comunidad no responden a los modelos de sostenibilidad que garanticen la oferta permanente de recursos como agua, suelo, flora y fauna. Las actividades económicas allí desarrolladas han impactado negativamente al sistema natural, generando un agotamiento de los recursos naturales.  Por esta razón, el PRAE isaacsiano  hace el reconocimiento total a nivel del territorio geográfico de la cuenca y la identificación de las interacciones poblacionales, especialmente en relación con el actual deterioro del aspecto natural.  Este reconocimiento ha implicado una investigación observacional por parte de los estudiantes con penosos resultados en cuanto a la explotación desmedida que hace la actividad humana y que no garantiza preservar los recursos de la cuenca que utilizan para beneficio individual.

Biodiversidad

La expresión biodiversidad,  hace referencia a la diversidad de vida en un ecosistema en particular. Esta diversidad se puede presentar en tres niveles: genes, especies, paisajes. Siendo los dos últimos de especial interés en lo referente a la degradación de la cuenca hidrográfica del rió El Cerrito, ya que con su actual contaminación, se alteran las condiciones de clima y suelo de los paisajes, con la consecuente extinción o migración de especies.

En la cuenca  del rió Cerrito hay gran diversidad a nivel ecosistémico, hay cuatro de los siete ecosistemas presentes en el departamento: bosque seco tropical y humedales, el bosque subandino, el bosque andino y el páramo.  En ellos se encuentran 287 especies de fauna y de flora; 19 de estas especies están amenazadas debido a las modificaciones y alteraciones que hace el hombre a sus hábitats. Actualmente la zona que presenta mayor biodiversidad es la parte alta de la cuenca, correspondiente a la zona rural. En la parte baja, donde se ubica el casco urbano, la diversidad de flora ha sido desplazada por el monocultivo de la caña de azúcar y en lo referente a la fauna, la presencia de la comunidad hace cada vez menos frecuente la presencia de especies migratorias y propias del municipio.

Residuos Sólidos

Es cualquier tipo de material generado por la actividad humana y que está destinado a ser desechado. Según su estado un residuo puede ser sólido, líquido o gaseoso, sin embargo este puede ser clasificado según la actividad que le da origen, como residuos sólidos urbanos, industriales, inertes, peligrosos o de composición química, agrarios, médicos, de laboratorios y radiactivos. Ciertamente estos residuos son la más común de las molestias que tiene que soportar una comunidad, ya que son abundantes y su inadecuada disposición  desencadena  problemas complejos que condicionan la limpieza de los entornos, la higiene y la protección del ambiente. .

En El Cerrito esta problemática se hace cada día más evidente, pues son muchos los residuos, producto de las actividades cotidianas y del turismo, que están depositados en los diferentes sitios públicos de la zona urbana y rural, impactando principalmente los recursos hídricos. De igual forma,  se observa la contaminación por residuos industriales, inertes y agrarios, afectando los recursos de la cuenca.
Acumulación de residuos sólidos en la ribera del río Cerrito. Colectivo Estudiantes 11. 2007

La institución Educativa Jorge Isaacs, a través de un proceso educativo y participativo, enseña de manera práctica el manejo adecuado de los residuos (separación en la fuente) y sus beneficios (aprovechamiento de los residuos), haciendo énfasis en este último proceso con la obtención de nuevas materias primas. De igual forma se inculca la cultura de las 3R: reducir, reciclar y reutilizar.

El trabajo realizado en el aula de clase trasciende a los hogares, entidades comerciales e industriales, mediante campañas de capacitación, en torno al manejo de residuos, que realizan los estudiantes y mediante la participación de la comunidad educativa en los procesos de gestión integral de residuos sólidos. 

El PRAE pretende mostrar que la gestión integral de residuos sólidos contribuye con soluciones sostenibles que dan respuesta al manejo adecuado de los mismos, en un contexto social, económico y político.  Soluciones que involucran a todos los sectores y que generan cambios en las prácticas cotidianas, por tal razón, la institución a través del PRAE analiza las etapas que se presentan en el manejo de los residuos, motivando la participación, el pensamiento crítico y reflexivo en los estudiantes. 

Enclave Industrial

Región en la cual se instalan empresas de producción, ya sea por su accesibilidad, recursos naturales, educación de su población, etc.; logrando un desarrollo económico mayor que el resto de las actividades del territorio. El concepto de enclave hace referencia a un desnivel entre la actividad económica predominante y el resto de la economía regional. La economía de enclave, generalmente se refiere a la presencia de capital monopolista en un ambiente económico mucho menos desarrollado (Villafañe, 2011). 

 

Transporte de la cosecha de Caña de Azúcar. 
Francisco A. Gómez B. 2011
En la cuenca del río Cerrito el enclave industrial propiciado por la agroindustria azucarera se origina gracias a las condiciones geográficas y climáticas del valle del río Cauca, que permiten un óptimo desarrollo de los cultivos de caña de azúcar.

Aunque este enclave industrial ha traído para el municipio posibilidades de desarrollo socio-económico desde la oferta laboral, el desarrollo de infraestructura y el incremento en la prestación de servicios; también es claro que la agroindustria azucarera ha impactado negativamente los recursos naturales de la cuenca y ha desplazado los demás modelos de desarrollo rural de la región.

Orientación y Enfoque: 
Objetivos del PRAE
Enfoque pedagógico
Enfoque didáctico
Objetivos del PRAE
 

Objetivo General

Desarrollar un proyecto educativo ambiental cuyas estrategias posibiliten  la  innovación en los procesos de formación integral  de los estudiantes para que puedan identificar y valorar las relaciones entre desarrollo social y  ambiente.
    
Objetivos Específicos

Motivar la  participación de los  estudiantes de todos los niveles en un proyecto ambiental de acuerdo a la realidad ambiental, social y cultural que viven en su comunidad.

Formar una cultura ambiental que demuestre sentido de pertenencia hacía el territorio de la cuenca del rio Cerrito, descubriendo lo propio, hacia los recursos y hacia su conservación. 

Fortalecer el PRAE mediante la implementación en la media técnica, de la Educación en Gestión Ambiental, en convenio con el SENA.
 
Direccionar el proyecto educativo desde todas las áreas del conocimiento a procesos investigativos en los que se vinculen los estudiantes como personas interesadas en la reconstrucción natural, sociocultural, ambiental, social, económica y laboral de su comunidad.

Enfoque pedagógico

Práctica de laboratorio del proyecto Alteraciones de las Cualidades del Río Cerrito. 
Xiomara Muñoz. 2006

El enfoque del PRAE se fundamenta en la pedagogía activa; con este enfoque se busca lograr un aprendizaje significativo y, en ese sentido, la I.E.J.I  asume  y orienta a sus estudiantes    como personas  con derechos y  responsabilidades, personas que deben ser conscientes de su formación y su participación en  sociedad.  Por ello, es que se insiste tanto en que las clases de desarrollen en ambientes que promuevan la construcción de un conocimiento reflexivo, crítico y con sentido.  

La propuesta pedagógica está relacionada con:

A. La propuesta sociológica de Durkheim que interrelaciona la educación con los ámbitos  que rodean a la persona  y la función que ésta  debe cumplir en la sociedad. Las tres dimensiones  que marcan el interior de la persona  y que interrelacionan en ella la influencia de diferentes contextos, permiten  la  construcción de diferentes concepciones que marcaran la percepción de ambientes, procesos, situaciones, problemas en su vida cotidiana.  Es labor de la institución fortalecer estas concepciones, ayudar a construir y elaborar sus percepciones, que le permitan asumir responsabilidades en su entorno inmediato y tomar decisiones acorde a sus  necesidades y el papel que desempeñe en los variados roles que enfrentará en su vida.
 
B. La Enseñanza por Descubrimiento
Se asume que la mejor manera de aprender ciencia es haciendo ciencia, y que su enseñanza debe basarse en experiencias que les permitan investigar y reconstruir los principales descubrimientos científicos. Este enfoque se da en el presente plan de aula, bajo el principio de que la metodología más potente para enseñar ciencias, es de hecho la propia metodología de la investigación científica. Nada mejor para aprender ciencia que seguir los pasos de los científicos, enfrentarse a sus mismos problemas para encontrar las mismas soluciones, es decir la aplicación del método científico en los procesos de enseñanza-aprendizaje de las ciencias naturales.
 
C.La Enseñanza Expositiva-Aprendizaje significativo

Apoyados en Ausubel, uno de los propulsores de este modelo de enseñanza, para fomentar la comprensión o el aprendizaje significativo de la ciencia es necesario  transformar el significado de las cosas que rodean al estudiante en significado lógico, para lograr que ellos asuman como propios los significados científicos. Con este fin la estrategia pedagógico- didáctica consiste en un acercamiento progresivo de las ideas de los estudiantes a los conceptos científicos que constituyen la red conceptual del currículo de ciencias.

Teniendo en cuenta que el estudiante posee una lógica propia con la que percibe el mundo, es necesario partir de dichos conocimientos previos que él trae y crear una acomodación entre ellos para que se dé en él un verdadero un aprendizaje significativo.  Es así como el significado psicológico y lógico requiere un cierto paralelismo entre las estructuras conceptuales del estudiante y las estructuras del conocimiento científico, de forma que su acercamiento progresivo a través del aprendizaje significativo exigiría una compatibilidad básica entre ambos sistemas de conocimiento.

D. La Enseñanza Mediante el Conflicto Cognitivo
De acuerdo a este modelo y siguiendo los parámetros adoptados del anteriormente expuesto, partimos de las concepciones alternativas de los alumnos para confrontarlas con situaciones conflictivas y lograr un cambio conceptual, entendido como su sustitución por otras teorías más potentes, es decir, más próximas al conocimiento científico. La enseñanza basada en el conflicto cognitivo asume la idea de que el alumno es el que elabora y construye su propio conocimiento y quien debe tomar conciencia de sus limitaciones y resolverlas.. 

E. La Enseñanza Mediante la Investigación Dirigida
De este modelo hemos adoptado en nuestra estrategia metodológica los modelos de enseñanza de la ciencia mediante la investigación dirigida,  asumiendo que para lograr esos cambios profundos en la mente de los alumnos, no sólo conceptuales sino también metodológicos y actitudinales, es preciso situarles en un contexto de actividad similar al que vive un científico, pero bajo la atenta orientación del profesor.

F. Un enfoque constructivista

Donde se concibe la construcción del conocimiento por los propios sujetos que participan en el proceso educativo. Maestros y estudiantes construyen su conocimiento a partir de sus propios pensamientos y a partir de problemas. Se tiene en cuenta que quien construye es quien puede dar cuenta de su conocimiento de forma significativa. Estos procesos se logran a través del fortalecimiento de herramientas del pensamiento, de razonamiento y de lógica  que le permitan solucionar problemas, tomar decisiones, o proponer alternativas, plantear hipótesis en los diferentes contextos que cotidianamente enfrentan los estudiantes. Implica coordinar diferentes puntos de vista, orientar hacia la resolución cooperativa de situaciones problemáticas y formular conceptualizaciones necesarias para el progreso en el dominio del objeto del conocimiento.

Estos modelos de enseñanza confluyen en los enfoques pedagógicos institucionales, cuyo referentes son la pedagogía activa.  Desde ella, concebimos la educación como el señalar caminos para la autodeterminación personal y social, y como el desarrollo de la conciencia crítica por medio del análisis y la transformación de la realidad; es así como desde las diferentes áreas del conocimiento en concordancia con los propósitos institucionales acentuamos el carácter activo del niño en el proceso de aprendizaje, interpretándolo como buscar significados, criticar, inventar, indagar, en contacto permanente con la realidad; concedemos importancia a la motivación del niño y del joven, y a la relación escuela-comunidad y vida; nos identificamos como animador, orientador y catalizador del proceso de aprendizaje donde teoría y práctica son procesos complementarios.

Es así como desde esta pedagogía centramos el interés en la naturaleza del niño y tendemos a desarrollar en el estudiante el espíritu científico, acorde con las exigencias de la sociedad, sin prescindir de los aspectos fundamentales de la cultura. 

Desde este enfoque se asume que todo lo que rodea a los estudiantes puede ser fuente inagotable de preguntas, que suscitan la búsqueda de información, de formulación de hipótesis, de análisis, comprobación, exploración y observación. De esta forma todo el medio es un generador de actividades, que se convierten en insumos de conocimientos y aprendizajes con significado y finalidad, enriquecidos con las experiencias previas de los jóvenes y con el intercambio comunicativo que se establece entre el grupo de estudiantes y el docente y cuyo resultado retroalimenta este plan de área.

En este proyecto trabajamos la Educación Ambiental de una manera articulada, poniendo en práctica la formación de: Competencias básicas, para que utilicen el conocimiento científico en la detección y posible solución de problemas de su entorno social; Competencias ciudadanas, buscando mejorar la calidad de vida propia y de los demás mediante el saber convivir y tolerar; Competencias científicas, para explorar hechos y fenómenos, analizar problemas,  observar, recoger y organizar información relevante, utilizar diferentes métodos de análisis,  evaluar los métodos y compartir los resultados. Con el proyecto se supera la forma tradicional de transmitir contenidos a través de la memorización, experimentos demostrativos y resolución de ejercicios.  Se pasa a una actividad de construcción de explicaciones, dar sentido, argumentar las experiencias y experimentos, posibilitar la construcción de los conceptos llenándolos de significado y potenciando la capacidad creativa donde el estudiante es fundamental para que el  proceso tenga significancia. Se busca que el estudiante desarrolle una visión globalizada de su entorno pero conociendo los elementos que lo integran, sus reglas y leyes, para poder emitir una evaluación y proponer acciones de prevención y corrección sobre una  base de orientación científica y humanizada. No se excluye, por supuesto, que el estudiante manifieste y desarrolle un campo más particularizado de interés, pero siempre sin perder de vista las conexiones inevitables de las partes en aras de una estabilidad o mejora del todo. Esta práctica busca  transformar nuestra práctica educativa de una manera más dinámica, con capacidad de análisis y, sobre todo, de investigación en el aula.

 

Enfoque didáctico
El proyecto ambiental isaacsiano se desarrolla a través del modelo de pedagogía activa, el cual se inscribe dentro de los parámetros de una metodología participativa en la que el docente explica y orienta para que los estudiantes piensen, reflexionen, cuestionen, participen y construyan su propio conocimiento. En este proceso, el contexto, la cultura, las costumbres y los intereses educativos se integran para generar espacios significativos de aprendizaje.
Trabajo social: Reverdimiento de la carretera central. Roger Pérez. 2011

 A través de las diferentes salidas pedagógicas los estudiantes recorren el tramo urbano del río Cerrito, se visita la planta de tratamiento de agua potable y la de aguas residuales, se conoce el relleno sanitario y se disfruta de una caminata por el zoológico. La planificación de dichas salidas pedagógicas con los estudiantes es producto del trabajo en equipo y mancomunado de los docentes, coordinadores y rectoría, cada uno pone de su parte para que los objetivos de cada salida se cumplan. Esta planificación involucra el diseño de guías, la organización de plenarias para dialogar con los estudiantes sobre el tema del río, se comparten las experiencias, opiniones, reflexiones. Además, se leen textos relacionados con la conservación del ambiente y cómo los humanos actuamos frente a los problemas ambientales. También, como parte del registro histórico institucional, se graban vídeos y se actualiza el  álbum  de fotografías. Cabe mencionar que, aunque nuestro problema es de tipo ambiental e involucra específicamente la contaminación del río Cerrito en la zona urbana, dicho problema lo abordamos desde lo Ambiental; la Biología; la Física y la Química.

Por otro lado, en pro de fortalecer la transversalidad del proyecto, en la institución se han organizado diferentes actividades desde áreas como: Español, Artística, Ética, Informática y Educación Física, para que a través de eventos como La Carrera Atlética río Cerrito y los concursos de "Creatividad Poética" y "Creatividad artística”, se visualice el problema ambiental y se estudie en su relación con el desarrollo de la población y de su economía. Igualmente, se genera un aprendizaje sobre la historia del municipio, sobre su cultura, sus antepasados y, finalmente se deja un legado escrito mediante la entrega de bitácoras  con producciones escritas (revistas, folletos, boletines, volantes), como evidencia de los aprendizajes de los estudiantes frente al uso, conocimiento y manejo de la lengua, actividad liderada desde lengua castellana en transversalidad con informática. Vale la pena resaltar que el deterioro del río Cerrito es una problemática que los estudiantes no van a solucionar pero que forma en ellos pensamientos críticos, reflexivos e incluso de intervención  en su propia comunidad porque son conocedores de la importancia de la relación: hombre, sociedad, desarrollo y ambiente.

Ejes relacionales para la construcción del conocimiento: 
Concepto de interdisciplina
Concepto de transversalidad
Concepto de interdisciplina

La Interdisciplinariedad  de la dimensión ambiental implica incorporar la problemática desde las diferentes áreas de conocimiento, pero más que eso es aportar una visión crítica desde lo social y lo ético con el propósito de realizar una construcción conceptual global.

 

Al trabajar la problemática en las diferentes disciplinas o áreas de enseñanza se hace necesario replantear los contenidos de cada área y sus metodologías, de tal manera que sean coherentes con los objetivos institucionales y por su puesto con los del PRAE. En ese sentido, desde el currículo se apoya la comprensión de la problemática ambiental, promoviendo actitudes y valores que incidan en la trasformación de la realidad circundante de los estudiantes.

Salida Pedagógica cuenca del río Cerrito en  el corregimiento de El Pomo.
Francisco A.Gomez.2010.

En Ciencias Naturales (biología) el desarrollo de núcleos temáticos como ecosistema, recursos naturales, ciclo del agua, entre otros, se desarrollan a partir de la realidad del municipio, pues su cuenca es un ecosistema y los recursos a estudiar son el hídrico y el suelo. De igual forma sucede en otras asignaturas como Química, los análisis fisicoquímicos tienen su laboratorio en la determinación de variables de calidad del agua del río. En Física, los conceptos de hidrodinámica se desarrollan a partir del recurso agua. En Constitución Política se trata la legislación ambiental, se aterriza directamente en la reglamentación sobre el uso de los recursos de la cuenca. En Ciencias Sociales la explicación y comprensión de las interacciones entre los diversos grupos humanos se hace tomando como referente contextual el municipio El Cerrito, tanto en espacio (ubicación geográfica) como en tiempo (historia) dando las herramientas al estudiante para entender la evolución del pueblo y las modificaciones que ha sufrido su ambiente, específicamente el problema. El currículo de Lengua Castellana se ha enriquecido con el PRAE a partir de la argumentación lógica, crítica y reflexiva en el desarrollo de competencias comunicativas.   Estos son tan sólo algunos ejemplos de la forma como se han estructurado los currículos de las disciplinas a partir de la necesidad concreta de pensar en la problemática del río Cerrito. Es un logro para la institución trabajar la inclusión y/o modificación de espacios curriculares que contemplen la lúdica, la estética, la recreación, la investigación, el desarrollo de competencias laborales, la concertación, la discusión, la reflexión, el diálogo de saberes comunes, tradicionales y científicos.


En síntesis, ha sido necesaria la adecuación del plan de estudio institucional en virtud de la construcción conceptual de la problemática ambiental; desarrollar nuevas metodologías para solucionar problemas,  cambiar el producto terminado por los procesos de construcción del conocimiento. Vale la pena resaltar el trabajo de los actores del proyecto: estudiantes y comunidad en general, sus concepciones, sus modelos explicativos, la forma de relacionarse con el medio, sus niveles de participación, sus compromisos y, sobre todo, la percepción que tienen del problema. 

Concepto de transversalidad

La transversalidad es tomada desde el PRAE como la integración de teorías propias de diferentes disciplinas a partir de un objeto de investigación, en este caso el problema ambiental del río Cerrito. La integración interdisciplinar es un trabajo no sólo de contenidos sino también de conceptualizaciones, de métodos y actitudes, por lo que el problema ambiental no se aborda únicamente desde la perspectiva de lo natural ya que son múltiples los factores implícitos en el problema y diversas las perspectivas del conocimiento. Todas estas confluyen en la construcción de explicaciones del problema que permiten fijar responsabilidades y plantear alternativas de solución.

Ejemplificando un poco el anterior planteamiento, vemos cómo el reconocimiento de las causas y efectos de la problemática ambiental del municipio de El Cerrito debe incluir una amplia diversidad de aspectos: el análisis de las condiciones físicas y químicas de la cuenca y la degradación de los recursos, el impacto del comportamiento de los habitantes de la zona de influencia, el contexto histórico de dichos comportamientos y su significado a través del tiempo, el costo económico y ambiental, el análisis de las disposiciones administrativas municipales en torno al mal manejo de los recursos y los comportamientos que contribuyen con el deterioro de los mismos, las políticas gubernamentales, la incidencia de la actividad industrial y del turismo, la comprensión de modelos técnicos para el tratamiento del agua, el seguimiento cuantitativo de producción de desechos y de residuos recuperados. Dicho análisis no puede realizarse desde una disciplina en particular, sino que requiere de una visión sistémica en la que se integren conceptos y teorías de diferentes áreas de conocimiento. 

El desarrollo de actividades de gran rigurosidad académica o contexto lúdico, han permitido analizar, comprender e interiorizar la problemática mediante la recolección, la lectura, el análisis de información, el desarrollo de plenarias, juego de roles, actividades deportivas (carrera Atlética río Cerrito) y artísticas (elaboración de manualidades con papel reciclado). Todo esto se hace respectivamente desde las ciencias naturales (bilogía, química y física), las ciencias sociales (geografía, historia, economía, legislación, política y la cultura general), la ética y valores, la tecnología, la estadística, la lengua castellana, la educación física y artística. Cada una de estas disciplinas aportan argumentos para la explicación global y sistémica del problema desde su concepción, metodologías y marco epistemológico; se genera conocimiento en espacios escolares propicios para el análisis y el diálogo permanente del problema, reuniones entre docentes y encuentros entre estudiantes representantes de cada curso, diálogos entre los líderes del proyecto, capacitaciones impartidas por entidades de apoyo, etc. En cuanto a la proyección comunitaria, se organizan jornadas deportivas-ambientales, artísticas-ambientales, semana de la ciencia, celebración del día internacional del medio ambiente, celebraciones de fechas ecológicas, exposiciones en el proyecto “tiempo después de clase”, entre otras. 

Es claro que construir un marco conceptual tan amplio y complejo de un problema, implica trascender a escenarios diferentes a la institución educativa, razón por la cual se ha establecido interacción con otros actores, tales como los ingenios, los industriales del cuero y la población del común (amas de casa, lavanderas, jóvenes, etc.), mediante la participación en mesas de trabajo para la reflexión y discusión de la problemática.

De igual forma la dinámica del PRAE exige a la comunidad educativa una interacción permanente, ya sea desde la investigación, la formación o la participación, con instituciones que toman parte en la problemática, la CVC, entidades gubernamentales municipales, Secretaria de Desarrollo y Cultura, Programa de Gestión Integral de Residuos Sólidos (PGIRS).

Incorporar la dimensión ambiental ha permitido la resignificación de la formación media técnica ofrecida a nuestros estudiantes permitiendo fortalecer el PRAE mediante la implementación de la media técnica en Gestión Ambiental, en convenio con el SENA.  En este programa  se direcciona, desde todas las áreas de enseñanza, procesos investigativos para que se vinculen los estudiantes como personas interesadas en la reconstrucción ambiental, social, económica y laboral de su comunidad. 

Componentes Proyectivos: 
Componente de investigación
Componente de intervención
Componente de formación
Componente de investigación
 

 Construir un marco conceptual que permita entender las causas y consecuencias de la problemática ambiental de El Cerrito desde una visión global ha permitido establecer interconexiones entre los sistemas inmersos en la problemática (natural, social, cultural, política y económica) a partir de un análisis reflexivo y crítico de la realidad consultada por el estudiante desde lectura de contexto.

Es así como el PRAE ubica al estudiante en su contexto ambiental local para que lo explore y lo redescubra, no sólo con la intención de comprender el problema sino también con el propósito de generar aprendizajes e innovar en el proceso de enseñanza a partir de esta problemática, objeto del proyecto ambiental
Recolección de muestras de agua del río Cerrito. Cecilia María Vivas V. 2007

De esta forma se utiliza como estrategia el análisis y la observación del espacio para la aprehensión de la realidad circundante, en el que todos los elementos del medio de vida pueden ser a la vez fuente, objeto, medio y meta para construir conocimientos; se realiza la verificación o investigación de hechos, ubicación, interacciones y demás, haciendo un análisis crítico de las variables encontradas, para finalmente favorecer la socialización de resultados que trascienden el campo científico al social, tecnológico, político y cultural. 

 

El papel de los docentes en el PRAE en términos de investigación tienen como propósito dinamizar los procesos de enseñanza, mediante los resultados de la investigación ambiental, se integran los hallazgos con los procesos formativos que le permiten al estudiante aprender sobre la problemática, entenderla y  participar en su solución. 

La propuesta de investigación trabajada en el PRAE en su etapa inicial de lectura del contexto natural local con observación directa en las salidas de campo, entrevistas, dio lugar a la necesidad de reestructurar conocimientos y saberes indispensables para iniciar procesos tendientes no sólo a la solución de la problemática ambiental sino a la formación de ciudadanos propositivos, reflexivos y críticos con capacidad de intervención ante su comunidad.

Componente de intervención

 El proceso de intervención vincula a otras disciplinas del conocimiento con el propósito de entender la problemática y generar nuevos comportamientos frente ella. 

La estrategia de intervención inicia con la discusión del tema en el aula de clase, para la comprensión y sensibilización, luego se articula con el conocimiento previo del estudiante y el conocimiento que él necesita saber antes de incorporar y relacionar los conceptos nuevos con los ya existentes. De esta forma se explica al estudiante el marco conceptual y los significados de los materiales que van a ser objeto de aprendizaje. El PRAE “Recuperemos nuestro río Cerrito” se caracteriza por un modelo de intervención en el que se presenta una problemática ambiental relacionada con la contaminación de la cuenca hidrográfica del río Cerrito.
Socialización del proyecto “Recuperemos Nuestro Río Cerrito” a la comunidad educativa.  
Estudiante Jeniffer Parra. 2007

 La intervención en el aula implica también el diseño de experiencias sencillas, con materiales caseros, principalmente en el área de ciencias naturales (física, química y biología). Para cada uno de los experimentos se diseña una guía con una pregunta problematizadora, ¿Por qué y cómo flotan los objetos?, ¿Cómo está compuesta el agua? etc. En esta actividad se tienen igualmente en cuenta las ideas previas de los estudiantes a quienes, al contestar las preguntas de la guía, les surgen otras preguntas que generan nuevas experiencias. Así, la comprensión del fenómeno estudiado se amplía cada vez más. Se genera un conflicto conceptual que lleva al estudiante a una confrontación de ideas, lo conducen a construir de manera significativa conceptos. Se interpretan posibles soluciones, se concluye sobre la problemática planteada y finalmente se socializan en informes escritos o plenarios.

El experimento es asumido de una manera diferente; se mira como una experiencia que se va construyendo gradualmente de acuerdo a las necesidades e intereses de los estudiantes. Estas experiencias permiten enriquecer la capacidad creativa del estudiante, posibilitando interacción con sus compañeros, incluso proponiendo nuevas situaciones y diseños.

Otras actividades de intervención en el aula incluyen lecturas de actualidad, sobre noticias de diferentes problemas ambientales de nuestro país y el mundo; recolección de información histórica y gráfica de cómo era el río Cerrito hace 50 años.

La intervención a nivel comunitario con enfoque social ha permitido que se promueva el reconocimiento de nuestro territorio natural, con la participación de docentes y de las diferentes instituciones educativas oficiales y privadas del municipio, Secretaria de Educación, CVC 

Componente de formación

El PRAE isaacsiano ubica al individuo como un ser natural y social, permitiéndole ser consciente de su realidad y dinamizar los procesos de cambio buscando siempre un equilibrio en el manejo de su entorno. Se trabajan estrategias que permiten la participación activa del estudiante en los procesos de construcción del conocimiento y validación de soluciones a la problemática del río. Igualmente, se realizan actividades interdisciplinarias que no forman al estudiante únicamente en la parte cognitiva sino que también contribuye a la formación de ciudadanos sensibles, con valores y actitudes que pueden incidir en una transformación social positiva para la sociedad cerriteña.

Actividad de Participación – Sensibilización. 
Cecilia María Vivas V. 2007

Los objetivos educativos buscan que el estudiante, además de conocer el problema, desarrolle competencias desde las diferentes áreas del conocimiento que le posibiliten una formación personal, social y laboral, atendiendo a las exigencias del mundo cambiante actual. A través del PRAE se quiere formar ciudadanos creativos, eficientes en el uso y manejo de recursos, conscientes del papel que juegan en la sociedad, responsables de las acciones y decisiones que tomen porque conocen las posibles consecuencias que sus comportamientos generan en las esferas sociales, económicas y culturales. Además competentes en los procesos de escritura, de lectura, de la expresión oral y corporal, poseedores de conocimientos aterrizados en su realidad inmediata. 
 
Un ejemplo de este enfoque de formación es el manejo de residuos sólidos que sale del discurso tradicional para llegar a la fuente sin una evidencia concreta, se aprovechan los residuos con fines comerciales mostrándole al estudiante y a la comunidad educativa que una adecuada clasificación de los residuos permite convertirlos en unidades de negocio, al mismo tiempo que libra al sistema natural de una descarga por contaminación. En este sentido se integran los sistemas naturales, sociales y económicos, a partir de una relación necesidad-beneficio, ya que se protege el medio físico y se dan alternativas económicas. De esa manera, se busca cumplir el objetivo formativo de nuestros estudiantes isaacsianos.

Plan de Estudios: 

Nuestro problema es de tipo ambiental e involucra específicamente a la población que genera   la contaminación del río Cerrito en la zona urbana. En la transversalidad del proyecto hemos logrado involucrar otras áreas del conocimiento como son: Español, Artística, Ética, Informática, Educación Física, Ciencias Sociales y Ciencias Naturales.

  *
Ciencias naturales y educación ambiental
     

Se fomenta un pensamiento científico para que el estudiante pueda identificar relaciones entre los procesos físicos, químicos y biológicos; indague eventos o fenómenos de la naturaleza, explique y construya modelos; adopte puntos de vista críticos y analíticos para resolver problemas cotidianos, asumiendo un compromiso ético, que le permita aportar al bienestar de sí mismo, de la sociedad y al desarrollo sostenible del entorno.

Entre las actividades trabajadas se pueden mencionar:
• Plenaria para aclaración de ideas después de cada experimento.
• Aplicación de pruebas “ECOTEST”. Test para cuantificar qué tanto conocen y quieren el planeta tierra nuestros estudiantes.
• Visita a la planta de tratamiento de aguas residuales de Ginebra (Valle).
• Proyección de videos.
• Ver programas de televisión especializados en Ciencias naturales y medio Ambiente (Animal Planet, DiscoveryChannel, NationalGeographic)
El PRAE es liderado desde el área de Ciencias Naturales, Artística, Ética y valores y Castellano. Se cuenta con la participación directa de los docentes de la media técnica y se orienta al estudiante para que analice y cuestione su realidad y su contexto.

  *
Ciencias sociales, historia, geografía, constitución política y democracia.
     

Relaciones espacio-ambientales, me aproximo al conocimiento como científico social; utiliza diferentes tipos de fuentes para obtener la información que necesito (textos escolares, cuentos y relatos, entrevistas a profesores y familiares, dibujos, fotografías y recursos virtuales); ubicación geográfica, hidrográfica y climática del municipio: ubicación geográfica, hidrográfica y climática del municipio.

  *
Educación artística
     

Lee su entorno natural, social y cultural; lo expresa y comunica por medio de lenguajes artísticos utilizando su capacidad de explorar, vivenciar, comprender, argumentar, interpretar y transformar el mundo que lo rodea. Se hace el  concurso del dibujo desde la problemática ambiental contextualizada en el municipio, se representa gráficamente el objetivo general, elaboran carteleras en las que aplican los conceptos de la educación artística.

  *
Educación ética y en valores humanos
     

Responsabilidad ciudadana mediante el reconocimiento de experiencias que permiten conocer y analizar la realidad social, asumir compromisos concretos consigo mismo y los demás para la construcción de una sociedad más justa y solidaria. Se explicita el  manejo e importancia de la normatividad. Se insiste en el papel de lo que significa ser  ciudadano.

  *
Educación fí­sica, recreación y deportes
     

Se desarrollan competencias físicas, se motiva la participación  de la Carrera río Cerrito, la cual convoca a la comunidad en diferentes deportes como  ciclismo, el patinaje y aeróbicos.

  *
Humanidades, lengua castellana e idiomas extranjeros.
     

Comprender e interpretar textos teniendo en cuenta la significación de los procesos sociales y culturales. Se conceptualiza con un análisis crítico evidenciando la intención comunicativa del individuo.  Se componen textos, cuentos, mitos, leyendas, versos y poesías a partir de los  diálogos con abuelos y padres familiares. La tradición oral de los adultos es fuente de inspiración para que los estudiantes escriban textos cortos sobre lo que era el río en los años 70 y sobre lo que ellos mismos pueden ver en la actualidad.  No cabe duda que en la selección de la tipología textual hay una orientación explícita en el aula de clase, aunque no existen textos puros si se dan las pautas de la clasificación de los escritos para que los estudiantes puedan componer teniendo en cuenta su público y los objetivos e intenciones que quieren transmitir.

  *
Tecnología e informática
     

En la media técnica se presentan los folletos, plegables, las revistas y volantes con los textos revisados en Castellano, se desarrolla la creatividad y la capacidad para organizar y sintetizar información, cumpliendo normas textuales y de formato. Con los productos  también se divulga la existencia del PRAE, avances y resultados. 

Actividades como la carrera Río Cerrito es divulgada ante la comunidad en general con productos creados por los mismos estudiantes. De igual manera, se hacen presentaciones en Power Point con la que los estudiantes exponen sus ideas, sustentan sus indagaciones y experiencias. 

Competencias desarrolladas desde el PRAE: 

El proyecto nos permite trabajar de una manera articulada las asignaturas de la ciencia naturales, ciencias sociales, español, educación artística, ética y valores, poniendo en práctica la formación de ciudadanos éticos, críticos, reflexivos y participativos de las dinámicas de su entorno. 

Las competencias que el PRAE aporta a la formación del estudiante isaacciano son:

Competencias básicas: competencias propias de cada área (Ciencias Naturales, Ciencias sociales, Ética, etc.)

Competencias científicas: En este sentido el proyecto se ajusta a los estándares curriculares para el área de Ciencias Naturales y Educación Ambiental, permitiéndole al estudiante ir más allá de la adquisición de conocimientos para fortalecer las competencias propias del científico como la observación, la indagación y la búsqueda de soluciones a problemas cotidianos.

Elaboración de papel reciclado. 
Fundación Surcos de Vida. 2010
Práctica de laboratorio. 
Cecilia María Vivas V. 2006

Visita a la planta de potabilización AUSERPUB. 
Ana María Henao M. 2012

Competencias ciudadanas: Actitudes que le permitan al estudiante generar propuestas de convivencia y participación buscando mejorar la calidad de vida propia y de los demás.

Competencias laborales: las actividades desarrolladas dentro del proyecto fomentan en el estudiante el emprendimiento de propuestas empresariales novedosas dentro del marco del desarrollo sostenible.

Otros espacios: 
  *
Foro
     

Se conmemoran las fechas ambientales: Celebración Día Del Agua, Tierra, Día Mundial Del Medio Ambiente, la presentación de obras de teatro y foros permiten al estudiante visualizar que la problemática ambiental no es sólo competencia del área de Ciencias Naturales sino que hay otras estrategias para ser abordadas siendo  el teatro una herramienta que permite reflexionar las problemáticas ambientales por las que pasa nuestro municipio.


 

  *
Panel
  *
Seminario
     

Formación de docentes para la inclusión de la propuesta ambiental en nuestra institución.

  *
Taller
     

Hay participación de estudiantes y docentes de las diferentes áreas del conocimiento en talleres de formación conceptual.

  *
Salida de campo
     

Establecidas por niveles acordes a los ejes temáticos propuestos y a la formación de los estudiantes para la construcción del conocimiento. Algunas de las salidas de campo son: visita y reconocimiento del tramo del río Cerrito que cruza el casco urbano, la planta de tratamiento de agua Potable, la Planta de Tratamiento de aguas residuales, el relleno sanitario y el zoológico.

  *
Grupos de trabajo
  *
Mecanismos de participación ciudadana Intra e interinstitucional
     

Carrera Atlética río Cerrito, compromiso ambiental Isaacsiano. La  institución educativa ha liderado esta actividad, como una estrategia para que los cerriteños vuelvan su mirada hacia el río, lo valore y se den cuenta del gran error que se comete al no hacer nada por mejorar sus condiciones.

A nivel de Institución se han realizado las primeras versiones de los concursos de: "Creatividad Poética" y "Creatividad artística"; todo con la temática del río Cerrito. En estas actividades hemos encontrado un gran potencial de estudiantes con talento poético y artístico.  Además, como nuestra institución lleva el nombre del escritor "Jorge Isaacs" hemos logrado un trabajo interdisciplinar involucrando el problema ambiental con la literatura.

  *
Otros(s) cuál(es)?
     

Trabajo en el laboratorio con experimentos sencillos para aplicar los diferentes conceptos de la ciencia. Para cada experimento se elabora una guía, en la que se les presenta a los estudiantes una situación problema, como por ejemplo ¿Por qué y cómo flotan los objetos?, ¿Cómo está compuesta el agua? En este proceso surgen nuevas ideas, se activan conocimientos previos y se enriquece la experiencia de los mismos estudiantes porque hay comparaciones y reflexiones que les facilita la apropiación y uso adecuado de conceptos.

Participación  Feria Ambiental Municipal: Con la comunidad educativa se trabaja  “Reconociendo nuestro contexto natural”.

Socialización del proyecto en cada una de las sedes y, durante la semana cultural, se expone y se divulgan los avances del PRAE ante la comunidad en general,  lo que ha permitido el empoderamiento del proyecto.

Proyecto reverdimiento se realiza en cada de las sedes las jornadas “adoptemos un árbol”, como una estrategia para crear compromiso y responsabilidad con el cuidado de las zonas verdes. También se realiza la medición de los árboles sembrados para hacer seguimiento al desarrollo y crecimiento de las plantas.
Proyecto de reciclaje  liderado por los integrantes del grupo ecológico. Consiste en hacer la selección del papel y colocarlo en las canecas destinadas al reciclaje; este papel es utilizado en la elaboración de papel reciclado para la elaboración de tarjetas y carteles para mensajes de la conmemoración de fechas ambientales direccionada en todas las sedes (8) de la institución.


Participación en el PROGRAMA  DE COLCIENCIAS en la línea ambiental durante los años: 2007, 2009 y 2011.  Se tuvo como eje temático central “El recurso hídrico río cerrito, análisis y alteraciones de la calidad del agua”, con los grados de básica secundaria y la media técnica.

Flexibilización curricular: 
  El problema de contaminación del río Cerrito es principalmente de tipo antrópico y obedece a la falta de cultura ambiental ciudadana, esto ha generado un alto deterioro y limitación del recurso hídrico, incidiendo directamente en la disminución de la calidad de vida de los cerriteños. Desde el PRAE pretendemos crear consciencia en la comunidad acerca del papel fundamental de ser humano en la conservación y cuidado del medio y así sensibilizar a la comunidad sobre la importancia de cuidar y mejorar las condiciones de nuestro río tutelar, con esto se busca fomentar la cultura ambiental, mediante actitudes positivas respecto a problemas ambientales.
Salida pedagógica cuenca del río Cerrito.  
Francisco A Gómez B. 2010

De ahí que  la I.E. Jorge Isaacs forma en valores con: 

• Sentido de responsabilidad
• Respeto por el equilibrio ambiental
• Contribución a un uso ordenado y racional de los recursos naturales.
• Desarrollo del espíritu crítico.
• Tratamiento interdisciplinar teniendo en cuenta que nuestro comportamiento social tiene una repercusión en lo ambiental.

Inclusión y pertinencia del PRAE en el PEI: 
  Viñeta Inclusión en la dinámica del PEI
  Viñeta Factores de pertinencia del PRAE para el PEI
Inclusión en la dinámica del PEI

La institucionalización del PRAE ha tenido dificultades debido al tamaño de la entidad educativa pues son ocho (8) sedes distribuidas en el casco urbano del municipio y cuenta con un promedio de 3100 estudiantes en diferentes jornadas (mañana, tarde y nocturna), por eso la comunicación inter-sede es un proceso lento. No obstante, se ha logrado influenciar las aéreas académicas en la básica secundaria y la media técnica.

La institucionalización se ha logrado desde las competencias ciudadanas  y adopción del proyecto transversal obligatorio con la identificación de la problemática ambiental que se presenta en nuestro municipio. Esto ha permitido la participación de nuestros educandos desde lo crítico en la interacción con las comunidades de forma responsable, liderando acciones de investigación desde el desarrollo de proyectos de aula.  Tanto docentes como padres de familia se unen para apoyar las fortalezas de los estudiantes y guiarlos en su proceso educativo con un alto nivel de formación ambiental.

Participación en la Primera Feria Ambiental del municipio de El Cerrito. Gabriel R. Pérez. 2011
Factores de pertinencia del PRAE para el PEI

La pertinencia del PRAE responde a las problemáticas ambientales del municipio y a través del modelo pedagógico favorece el proceso educativo de los estudiantes así:

» Desde un problema real, contextualizado y escogido por los estudiantes, que  permite innovar nuestras estrategias pedagógicas.

» Estudiantes participativos  con capacidad de proponer hipótesis y posibles soluciones a las diferentes problemáticas, cambiando las prácticas educativas tradicionales.

» La participación activa de todos los actores involucrados en la acción educativa. 

Ubicación y aportes del PRAE al mejoramiento institucional: 
  Viñeta Ubicación en los Planes de Mejoramiento Institucional
  Viñeta Aportes del PRAE a la calidad en la educación
Ubicación en los Planes de Mejoramiento Institucional

Desde el área de gestión Proyección a la Comunidad, propuesta de mejora continua en la Institución Educativa Jorge Isaacs, constituye una serie de actividades recurrentes para aumentar la capacidad de cumplir con la filosofía institucional, el modelo pedagógico institucional y las dimensiones cognitivas, emocionales y en valores.  Estos aspectos confluyen en la percepción del estudiante  como persona social, con derechos y deberes. Personas creativas  que requieren de una formación integral capacitada para influenciar su contexto social, económico, político y cultural. El PRAE se constituye en el principal aporte de herramientas para la mejora continua, dado que a través de la inclusión y de la dimensión ambiental en el currículo, se integran diversas áreas del conocimiento y diversos saberes que posibilitan el manejo de un universo conceptual aplicado a la solución de problemas desde el enfoque natural, científico, social, económico, político y cultural que, sin lugar a dudas, contribuye en la formación integral del individuo. Es así como el PRAE se ubica en los planes de mejoramiento institucionales, permite repensar el currículo para hacerlo más flexible en el sentido de que éste no propenda únicamente por la aprehensión de conocimientos científicos y tecnológicos acabados, sino que propicien la resolución de problemas de su interés y  la construcción del conocimiento significativo a partir de la realidad inmediata del estudiante. Igualmente, el PRAE abre la puerta para que en los planes de mejoramiento insistan en la transversalidad.

El trabajo en equipo coadyuva en la formación en valores, en la adquisición de competencias socio-afectivas, en el desarrollo del ser pro-activo, en la formación de una actitud crítica constructiva, en la autocorrección, en la creatividad y en la solidaridad. Todos estos aspectos contemplados en la mejora continua de la dimensión formación en valores.  De la misma manera,  en las funciones establecidas para preparar al estudiante a interactuar  en el mundo, para tener buen desempeño laboral y ser generador de empresas. 

Aportes del PRAE a la calidad en la educación

La Institución Educativa Jorge Isaacs promulga como política de calidad educativa, una formación adecuación integral e incluyente, fundamentada en valores, la cultura, el deporte, el uso de herramientas informáticas y la investigación.  Contando con la orientación de un talento humano idóneo y con valores, preocupados por la formación de ciudadanos competentes que desarrollen sus proyectos de vida. 

El PRAE institucional contribuye a esta política de calidad a partir de su intencionalidad de generar procesos integradores e interdisciplinarios que formen personas pensantes, criticas, con valores y con conocimientos.    Ciudadanos íntegros, investigadores, creativos e innovadores.

Entidades de apoyo: 

Las alianzas con las diferentes entidades han permitido el fortalecimiento de la cultura ambiental en nuestra comunidad educativa, el reconocimiento y apropiación del contexto natural ya que por desconocimiento los estudiantes no se sentían parte de la problemática que se presenta en nuestro municipio. Se avanzó en la validación de la problemática y desarrollo de estrategias y herramientas legales para la intervención

En el siguiente cuadro se proyecta el trabajo en equipo del PRAE con instituciones municipales y gubernamentales, ejercicio necesario para darle continuidad al proceso investigativo del PRAE y al logro de los objetivos propuestos.

  


 
Logros: 

» Apropiación del modelo pedagógico de la institución y estrategias pedagógicas para la intervención en el aula, logrando que los estudiantes se muestran más interesados, participativos y dinámicos, adquiriendo habilidades para explorar hechos y fenómenos, analizar problemas, hacer observaciones, plantear hipótesis y evaluar métodos

» Espacio de reflexión, diálogo y capacitación, trabajo en equipo comité técnico interinstitucional 

» Sensibilización a la comunidad 

» Proyectarnos como líderes  en educación a nivel local capaces de trascender  en las comunidades

» Reconocimiento del proyecto en la Comunidad Educativa y entidades gubernamentales por las  acciones realizadas para la intervención en  la problemática ambiental de nuestro Municipio.

» Colaboración voluntaria de las diferentes entidades  gubernamentales y ONG para continuar con el proyecto y alcanzar las metas propuestas.

» Estrategias para el trabajo con la comunidad de la ribera del río propuesta por los mismos estudiantes.

» La implementación de los experimentos hace que los estudiantes adquieran habilidades para: explorar hechos y fenómenos, analizar problemas, hacer observaciones, plantear hipótesis y evaluar métodos. . 

Dificultades: 

» El tamaño de nuestra institución ya que cuenta con 8  sedes distribuidas en todos el casco urbano. El números de estudiantes es de 3100

» Debilidad en la construcción adecuada de una maya curricular que permita la institucionalización de  la estrategia PRAE  involucrando todas las áreas de conocimiento.

» Practica y visiones tradicionales de algunos docentes en la intervención y diálogo alrededor de la problemática que los lleva a posturas ecologistas.

» Apropiación  y práctica de la transversalidad.

» Falta de compromiso de la administración Municipal para la intervención, cumplimiento de programas  y políticas ambientales.

» Disponibilidad del recurso económico para  fortalecer las actividades propuestas.

Posibilidades y Escenarios de Desarrollo: 

» El  PRAE ha tenido reconocimiento a nivel Departamental, en el Instituto de Innovación e Investigación Pedagógica  y en la CVC, como propuesta educativa innovadora  en lectura de contexto y realidad ambiental de nuestro municipio.

» El Proceso de diversificación de la Media Técnica con la inclusión de Gestión Ambiental solicitada por los estudiantes para su proceso de formación.

» A nivel intrainstitucional  fortalecer el proyecto y estructurarlo en el PEI.  La comunidad educativa conoce el PRAE y demuestran interés por participar activamente en todo lo que se programa.

» Reconocimientos que han permitido el apoyo de parte de entidades como ACUAVALLE, El SENA, Fundación COGESAN. Fundación Ambiente  Colombia  interesados en participar, capacitarnos  y gestionar recursos económicos.

» Invitados para participar en Expo educación, Ciencia y Tecnología  (Evento anual organizado por la secretaría de educación Departamental del Valle del Cauca)

» En todos los grados el cuaderno: "AMO MI RÏO CERRITO"  estrategia para que los estudiantes se apropien del proyecto y  tengan sentido de pertenencia por su recurso hídrico río y su municipio,  logrando la  participación  en  las mesas de trabajo para mejorar la situación ambiental del municipio formado cultura ambiental en la comunidad cerriteña.

» Asistir a  capacitaciones por parte de secretaría de Educación Departamental, Municipal se realízala socialización y multiplicación de la información a todos los docentes, específicamente en jornadas pedagógica.

Necesidades y Fuentes: 

A continuación, se presentan las necesidades que el PRAE isaacsiano tiene hasta la fecha para poder seguir su camino innovador en el proceso educativo de la institución Jorge Isaacs. (Ver Tabla Necesidades y Fuentes)

Experiencias: 

» Reconocimiento de la cuenca hidrográfica con orientaciones de CVC, Acuavalle y la Fundación Ambiente Colombia. Entidades que valoran y reconocen la importancia de que la comunidad estudiantil reconozca su territorio, la flora y fauna y el nacimiento de nuestro río. Todo lo anterior para generar procesos de sensibilización y concientización frente a la protección de las fuentes de agua y recuperación de la cuenca hídrica en la zona urbana.

» Carrera atlética Río Cerrito, como estrategia para hacer un llamado a la comunidad para darle una mirada a su recurso hídrico, ha tenido gran aceptación y participación de la comunidad cerriteña. A la fecha se han realizado tres versiones.

Afiche de invitación carrera Atlética Río Cerrito. 
Estudiante Xiomara Muñoz. 2007
Realización de la Carrera Atlética Río Cerrito. Fundación Surcos de Vida. 2007

» Concurso de Creatividad Poética y Creatividad Artística  mostró el gran talento de nuestros estudiantes en la escritura de textos y representación grafica  desde su percepción  de cómo es su entorno, dejando mensajes de reflexión para unir esfuerzos y trabajar desde la I.E  en la intervención.

Carteles realizados por los estudiantes. 
Patricia Velazquez. 2007

» Hemos logrado sensibilizar a nuestra comunidad educativa y eso se refleja en la participación activa que tienen en todas las actividades propuestas por el PRAE

» Apoyo del sector industrial (curtimbres) para poder realizar visitas a las fábricas y conocer el trabajo realizado para el manejo de químicos y residuos del cuero. Se reconoce que el sector industrial hace su esfuerzo en el cumplimiento del proyecto Producciones Límpias. Esto permite la reflexión de los educandos sobre cómo y qué debe hacer él para mejorar las condiciones de su recurso hídrico.

» Acompañamiento en manejo adecuado de residuos al interior de nuestra institución y casa de los estudiantes, logrando la recuperación y producción de papel reciclado para la elaboración  de tarjetas, carteleras colocando en acción la creatividad de los estudiantes para su decoración.

» Proceso permanente de participación en Ondas Valle, en proyectos de investigación en la línea ambiental, permitiendo la participación de estudiantes desde el grado 5 de la básica primaria hasta 11 de la media técnica, como eje temático central  el recurso hídrico río cerrito.

Título del proyecto: 
Recuperemos nuestro Rio Cerrito, compromiso ambiental Isaacsiano
Información de la IE: 
Ubicación: Municipio: El Cerrito Departamento: Valle del Cauca Pais: Colombia
Imagen izquierda: 
Banner proyecto: 
Departamento:: 
Valle del Cauca
Institución de PRAE: 
INSTITUCIóN EDUCATIVA JORGE ISAACS

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un humano y no una máquina que procesa datos automáticamente (spam)
4 + 0 =
Resuelva este simple problema matemático y escriba la solución; por ejemplo: Para 1+3, escriba 4.