Project-Id-Version: PROJECT VERSION POT-Creation-Date: 2016-03-20 22:10-0500 PO-Revision-Date: 2016-03-21 12:16+0900 Last-Translator: NAME Language-Team: LANGUAGE MIME-Version: 1.0 Content-Type: text/plain; charset=utf-8 Content-Transfer-Encoding: 8bit Plural-Forms: nplurals=2; plural=(n!=1); Language: es X-Generator: Poedit 1.8.7

 

zoom_border

 

zoom_border

 

 

 
Menú
Buscar
Submenú
 

Preguntas frecuentes

 

Lenguaje:

¿Cómo podemos planear si no ha llegado el material correspondiente a Lenguaje en las instituciones?

Para la planeación se puede utilizar el Alcance y Secuencia de cada grado, para ver los temas de expresión oral y escrita, ortografía, lectura e interpretación textual, estética del lenguaje y ética de la comunicación planteados y utilizarlos como una guía para el desarrollo de las planeaciones.

Si el Manual de Lenguaje se recomienda para ser utilizado solamente dos veces a la semana ¿qué se puede hacer en las otras clases semanales?

El uso del Manual dos veces a la semana es una sugerencia; si lo consideran conveniente se puede utilizar más veces, aunque es importante respetar el tiempo de trabajo individual y desarrollar las actividades de manera adecuada, para que el estudiante tenga tiempo de asimilar la información.
En las otras clases se puede utilizar el Alcance y Secuencia de cada grado, para incluir temas que no estén desarrollados en el Manual, así como para reforzar lectura mecánica, entonación, ritmo de lectura, ortografía y expresión oral.
Se pueden utilizar textos de otras fuentes, como la Colección Semilla, para reafirmar lo que se trabaja en los manuales.

¿El Manual de Lectura y Composición se debe desarrollar secuencialmente o no importa el orden en su desarrollo?

El manual está concebido conscientemente con ese orden de unidades que llevarían al desarrollo de habilidades de comprensión y de producción de textos coherentes con los niveles de desarrollo de pensamiento. Debe por lo tanto respetarse y seguir en el orden establecido.

¿Qué se debe hacer primero de primaria, si el Manual representa un grado de dificultad?

Lo más conveniente sería dedicar los dos primeros meses del año a un trabajo de nivelación y una vez la mayoría de los niños estén listos, iniciar el uso del manual. De igual manera se debe identificar en dónde está la dificultad. Después, devolverse a cubrir el contenido básico que necesiten los estudiantes para poder alcanzar el nivel en primero y así poder desarrollar el manual sin inconveniente.
Su uso va a ayudar al logro de las metas propuestas para este curso.

¿Si un estudiante no asiste a clase por un tiempo, se debe llevar el manual para la casa para adelantarse?

No es conveniente que lo lleven a la casa teniendo en cuenta que es material nuevo para los niños y también para los padres. Además, el desarrollo de los ejercicios requiere de un trabajo en donde se van desarrollando habilidades de pensamiento y de lengua y no se pueden convertir en rellenar espacios sin sentido. Los ejercicios del manual deben elaborarse durante la clase: Primero individualmente y luego compartirlos con el grupo para fortalecer las habilidades de escucha, de confrontación de las ideas propias, de coevaluación y autoevaluación. Otra opción es citar al niño a una especie de “ayuda”, podría ser antes de empezar sus clases, o buscar un espacio dentro del horario que el niño pueda sentarse con el docente a trabajar los conceptos básicos y las instrucciones de los ejercicios para que el estudiante pueda desarrollar las actividades.

¿Si el tiempo de clase no alcanza para terminar lo planeado, se pueden asignar de tarea para la casa ejercicios del manual?

No, la planeación de clase debe prever el tiempo necesario para desarrollar el material durante la clase. Si por algún motivo la actividad no se termina se sugiere que en la clase siguiente se retome la lectura y el último ejercicio realizado para dar continuidad al trabajo de la unidad y poder hacer seguimiento al proceso de los estudiantes.

Aprendizaje Cooperativo:

¿Por qué es importante trabajar en aprendizaje cooperativo en el aula?

Porque el nuevo paradigma sobre educación demuestra que la mente del estudiante no es un recipiente vacío que el profesor se encarga de llenar de conocimientos sino que el estudiante construye este conocimiento junto con otros estudiantes y su profesor. Trabajo cooperativo significa trabajar juntos para lograr objetivos compartidos. Al implementar actividades cooperativas en el aula, en pequeños grupos de estudiantes, se logra una búsqueda de resultados beneficiosos para sí mismos y al mismo tiempo para los integrantes de todo el grupo. Si estos objetivos tienen claramente definido su propósito pedagógico los estudiantes alcanzan su propio aprendizaje y aportan al aprendizaje de los demás. Además de ello, el trabajo cooperativo propende por el desarrollo de habilidades sociales que en el marco de la escuela de la paz redundan en principios de tolerancia, respeto y escucha, elementos necesarios a lo largo y ancho de la historia colombiana.

¿Qué estrategias puede utilizar el docente para ayudar a un grupo de aprendizaje cooperativo, que no está funcionando y por consiguiente no está logrando los objetivos académicos?

1. Verificar que los propósitos académicos y de trabajo en grupo estén claros para todos los integrantes del grupo. 2. Revisar que los roles estén bien asignados. Si es necesario suprímalos por un tiempo. 3. Pregunte al grupo las posibles razones de su ineficacia y las posibles soluciones. 4. A partir de toda esta información reelabore el trabajo de ese grupo y monitoréelo muy de cerca.

He comprobado que cuando aplico estrategias de aprendizaje cooperativo en clase, algunos alumnos manifiestan reticencias iniciales. Muchas de las quejas desaparecen al cabo de unas semanas del inicio del curso, pero siempre hay alguien que no acaba de aceptar el tener que trabajar en grupo. ¿Es esta una cuestión que debe preocuparme?

Sí, pero no demasiado. Los estudiantes encuentran de vez en cuando, durante los estudios, cosas que no les gustan (exámenes, clases, etc.), pero esto no implica que los profesores estemos obligados a cambiarlas. Nuestro trabajo es hacer todo lo posible para que aprendan, y evaluar el grado de aprendizaje de los conocimientos y habilidades que estamos intentando enseñarles.
Si a algunos estudiantes no les gustan algunas de las cosas que haces para conseguir tu objetivo, haz lo posible para explicarles por qué lo haces, y continúa haciéndolo. Puede ser de utilidad administrar un cuestionario a mitad del bimestre, que incluya algunas preguntas sobre el trabajo en grupo y comentar los resultados en clase.

En algunos grupos no se está tomando en serio el mecanismo de asignación de roles dentro del grupo (secretario, coordinador, verificador, etc.). Por el contrario, dividen el trabajo en partes, de forma que cada miembro se ocupa solo de una parte, o incluso se organizan de forma que la mitad del grupo hace un trabajo y la otra mitad el resto. ¿Cómo debo abordar este problema?

Si los estudiantes hacen solo una parte del trabajo y las pruebas de evaluación cubren toda la materia, entonces probablemente su desempeño no será satisfactorio. Recomendamos que la primera prueba de evaluación cubra toda la materia vista hasta el momento, y que sea razonablemente difícil. Al hacer públicas las calificaciones, comenta que hacer solo una parte del trabajo no es muy buena idea.

En mi curso hay mucho movimiento las primeras semanas, con alumnos que se incorporan y otros que lo dejan una vez ha empezado el curso. ¿Cómo puedo formar grupos razonablemente estables?

Puedes formar unos grupos iniciales (de forma aleatoria) y anunciar que los grupos definitivos los formarás en dos o tres semanas. A las dos o tres semanas forma los grupos definitivos.

En ocasiones, un alumno que tenía asignada una parte esencial del trabajo abandona el curso y deja “colgado” a su grupo. ¿Debo ampliar el plazo de entrega para ese grupo?

Efectivamente, recomendamos extender el plazo de entrega. En realidad, somos flexibles en los plazos de entrega, siempre que haya justificaciones razonables. No cuesta nada, y contribuye a mejorar el clima de confianza con los alumnos.

Aunque trato de convencer a los alumnos de que el grupo debe ser el primer recurso de apoyo a su aprendizaje, y acudir a mí solo cuando la duda es compartida por todo el grupo, tengo todavía estudiantes que vienen a pedir mi ayuda directamente ante cualquier dificultad. No quiero dar la impresión de que me niego a atender sus necesidades, pero también quiero que dejen de pensar en mí como “el que tiene todas las respuestas”. ¿Qué debo hacer?

Una función importante del aprendizaje cooperativo es combatir la creencia generalizada entre los alumnos de que el profesor es la única fuente de verdad y sabiduría. Si tienes varios alumnos que actúan de esta forma, puedes incluir la regla “tres antes que yo” entre los criterios generales de funcionamiento de los grupos. Pide a tus estudiantes que consulten tres fuentes de información (otros libros, otros profesores, otros compañeros) y documenten esos esfuerzos antes de venir a consultarte a ti.

De vez en cuando, estudiantes con muy malos resultados en los exámenes individuales consiguen aprobar gracias al trabajo de grupo. ¿Cómo debo abordar esta cuestión?

En asignaturas en las que una buena parte de la calificación se determina a partir de pruebas individuales, anuncia esta condición el primer día de clase (y escríbelo también en el programa); y aclara que los resultados cuantitativos del trabajo con el grupo se tendrán en cuenta para aquellos estudiantes que consigan un nivel determinado de calificación en las pruebas individuales.

Tengo un grupo terrible en mi asignatura. Los miembros están discutiendo constantemente entre ellos. ¿Esta´ fallando el aprendizaje cooperativo o estoy fallando yo?

En absoluto. Con toda probabilidad el aprendizaje cooperativo está funcionando bien y tú también. Ninguna estrategia docente garantiza al 100% el éxito con todos los estudiantes. El hecho de que una parte de los estudiantes pierda no implica que el sistema o el profesor sean deficientes. Si tienes, por ejemplo, 10 grupos en tu clase, la mayoría funcionan bien, muchos de tus estudiantes están aprendiendo tanto o más de lo que aprendían cuando dabas el curso en formato tradicional, y tienes un solo grupo que funciona mal, entonces la estrategia está dando resultado.

Me doy cuenta de que en ocasiones, y por circunstancias individuales, las normas de funcionamiento establecidas al inicio del curso pueden poner en desventaja, de forma injusta, a algunos alumnos, pero no me gusta hacer excepciones. ¿Debo mantener las reglas de forma estricta o tratar esas circunstancias individuales?

No dejes que las reglas o políticas que hayas establecido reemplacen tu juicio como profesor. Debes sentirte libre para cambiar las reglas anunciadas al inicio de curso, o hacer excepciones, siempre que esos cambios no vayan en contra o en perjuicio del alumno. No obstante, esos cambios no deben ser frecuentes. Si estás haciendo excepciones continuamente, probablemente debes revisar las reglas de funcionamiento en tu clase.

Ruta Pioneros 2016:

¿Cómo se define la Ruta operativa de Pioneros 2016 y cómo puedo remitir preguntas y observaciones sobre la misma?

La Ruta Operativa Pioneros 2016 se define en alineación con el equipo misional del Programa Todos a Aprender 2.0, manteniendo la estructura de 8 semanas por ciclo. Contempla Sesiones de Trabajo Situado (STS), Acompañamientos en Aula (AA), Comunidades de Aprendizaje (CA) y otras acciones de seguimiento al aprendizaje, que los Tutores deben gestionar por hacer parte del Programa Todos a Aprender, como Supérate, Aprendamos, Día E, entre otras. Sin embargo, los contenidos de las STS son diferenciales, y se estructuran alrededor de tres ejes principales: i) el conocimiento didáctico del contenido (CDC), ii) el uso del texto y iii) la implementación de la estrategia de Aprendizaje Cooperativo. Las preguntas y observaciones sobre la Ruta Pioneros 2016 deben remitirse a las Coordinaciones Regionales del PTA 2.0.

Buenas prácticas:

¿Cuáles son los pilares de la propuesta de formación docente de la ruta de Pioneros?

La ruta pioneros tiene 4 ejes fundamentales: 1. El Conocimiento Didáctico del Contenido que promueve que los docentes comprendan, conozcan los contenidos claves de la materia, las estrategias para su enseñanza y anticipen las posibles dificultades y concepciones que traen sus estudiantes. 2. El uso de textos escolares como herramienta clave en los procesos de enseñanza y aprendizaje a través de un uso correcto y eficiente en el aula para facilitar el proceso de planeación y de ejecución de la clase, que permite mejorar la comprensión de la materia y el desempeño de los estudiantes. 3. El aprendizaje Cooperativo como método de enseñanza en el aula de clase que se fundamenta en el trabajo en conjunto para alcanzar objetivos comunes. Los estudiantes trabajan en grupos reducidos para maximizar su aprendizaje y el de los demás. Además de alcanzar metas de aprendizaje sobre contenidos específicos, el aprendizaje cooperativo desarrolla habilidades sociales necesarias para la convivencia. 4. El Marco para la Enseñanza, como elementos que propician la reflexión permanente de los docentes, siendo esta la manera más importante de mejorar la práctica docente.

Matemáticas:

¿Para qué sirven y cómo se deben usar las guías por grado que vienen como anexos de los protocolos?

Las guías sirven como apoyo al docente en sus clases. Tienen para los contenidos correspondientes a los protocolos: • Propuestas de actividades y una explicación corta de la forma como se pueden llevar al aula • Ejercicios para desarrollar en clase • Sugerencias didácticas • Sugerencias de uso de material concreto

¿Cómo puedo usar los textos de 3º para planear mis clases de 4º?

Los textos de 3º se pueden usar para planear clases de 4º, siempre dependiendo de los conocimientos previos de los niños. El docente debe saber en qué nivel están los niños y cuáles fueron los contenidos tratados anteriormente, para poder decidir en qué medida y con qué nivel de profundidad puede usar el texto de 3º en 4º. En algunos casos puede servir para repasar y evaluar conocimientos previos como inicio de profundizaciones. También sirve como orientación de la metodología.

¿Por qué debo usar el texto de matemáticas en el orden en el que están propuestas las lecciones y no en otro orden?

Uno de los ejes importantes del Método de Singapur es el desarrollo en espiral (avanzar en profundidad y en amplitud), tanto de contenidos como de habilidades. Eso implica que los contenidos estén en determinado orden, para que esa espiralidad se pueda dar. Cambiar el orden de las lecciones puede llevar a los niños a trabajarlas sin que estén presentes los prerrequisitos necesarios. Igualmente sucede con las representaciones y las estrategias que se sugieren para realizar cada tarea, ya que son las más adecuadas para fomentar la comprensión en ese momento del aprendizaje.

¿Debo complementar las actividades que propone el libro con otras adicionales? ¿Por qué?

Sugerimos empezar haciendo lo que ofrece el libro y en algunos casos utilizar las guías para reforzar el uso de material concreto y la resolución de problemas. Es importante que los docentes conozcan bien el texto antes de añadir nuevas actividades.